fbpx
+51 991 664 782 info@trend.pe
Día de Internet: Cómo incentivar el uso de la tecnología en adultos mayores

Día de Internet: Cómo incentivar el uso de la tecnología en adultos mayores

La llegada del Internet marcó  un antes y un después en la sociedad. Tal ha sido su impacto que gracias a esta red podemos estar conectados y comunicados desde cualquier parte del mundo. Asimismo, este servicio nos permite mantenernos informados en tiempo real, compartir nuestras opiniones e intereses, hacer negocios con todo el mundo, investigar hasta incluso trabajar y estudiar desde casa.

De acuerdo con el Informe Digital 2022 Global Overview Report realizado por Hootsuite y We Are Social, 4, 95 mil millones de personas usan Internet a nivel mundial, representando el 62,5% de la población en su totalidad. En el caso de Perú, el estudio indicó que existen 21,89 millones de personas que acceden a este servicio.

La brecha digital y los adultos mayores

Si bien esta red informática ha sido parte crucial en la evolución de muchas empresas, este crecimiento también ha colocado en vitrina ciertos desafíos como la desigualdad que existe en la interacción por parte de un grupo de usuarios: los adultos mayores.

En el Perú, según un informe del INEI del 2021, la población joven y adolescente usan más esta red con un promedio de 80%, a diferencia de los adultos mayores que representan el uso más bajo de internet con el 28,1%.

Asimismo, la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (OISS), explica que comunicarse en claves tecnológicas no es hoy una asignatura pendiente, sino obligatoria para el bienestar de cualquier persona, tenga la edad que tenga. “La brecha digital será cada vez menos extensa en cuanto se logre sensibilizar a esa parte de la sociedad que aún es reacia, y en cuanto se faciliten todos los cauces para el acceso universal a las mismas”, indica el OISS.

Día de Internet 2022

El Día de Internet se celebra cada 17 de mayo y este año tendrá como tema central: El Internet y las tecnologías digitales para las personas mayores y el envejecimiento saludable. La temática fue elegida por el Comité de Impulso de España, conformado por más de 50 organizaciones involucradas en promover el desarrollo y el buen uso de Internet y de las nuevas tecnologías.

Si bien la presente edición busca que esta población tenga una participación activa en el empleo de esta red y herramientas tecnológicas, la finalidad principal es reducir la brecha digital y generacional, dándoles la visibilidad correspondiente a los adultos mayores en la sociedad.

Para apoyar esta iniciativa y contribuir al cambio, te compartimos las siguientes recomendaciones:

  • Desarrollar campañas de capacitación para que este colectivo tenga los conocimientos y habilidades necesarias para un empleo independiente de las herramientas y servicios digitales como dispositivos móviles, apps, entre otros. Esto se puede promover a nivel nacional  mediante los municipios de los diversos distritos y regiones para que brinden talleres enfocados en la inserción digital de esta población.
  • Del mismo modo, fomentar la utilización segura de las tecnologías digitales para los adultos mayores, impartiendo talleres, campañas de concienciación o proyectos acerca de la ciberseguridad.
  • Promover el respeto y la paciencia en la sociedad, en especial, al personal de supermercados, bancos, centros comerciales y restaurantes para brindarles la ayuda y el apoyo a los adultos mayores para el manejo de apps y servicios online. Esto servirá para que ellos puedan aprender a utilizarlas y fortalecer su independencia. Recuerda que esta comunidad comprende también a las personas mayores con discapacidad.
  • Impulsar y ejecutar políticas públicas, proyectos, leyes para facilitar el uso de las tecnologías para los adultos mayores, así como programas que velen por su salud e integridad,  como por ejemplo, campañas de rehabilitación para el control de presión arterial, pulso, glucosa, salud mental y atención de emergencias.
  • Desarrollar equipos móviles adaptados para adultos mayores como pantallas táctiles con letras más grandes y pantallas más luminosas para ofrecerles una excelente experiencia. De esta forma, se podrá promover un diseño único y accesible, ayudándoles en su proceso de aprendizaje y adaptación al ciberespacio.

Por otro lado, de acuerdo a un informe científico-técnico de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral (UNPA), la resistencia de los mayores al uso de tecnología no es infundada, ya que basándonos en los prejuicios existentes frente a la vejez, se ha construido una barrera entre las personas mayores y las tecnologías, lo que no es responsabilidad única de ellos sino de la sociedad en su conjunto.

Si implementamos estas recomendaciones, podemos promover una iniciativa,  brindándoles grandes beneficios como un espacio de comunicación e información sin límites, fortalecer su independencia y mantenerlos activos, contribuyendo a un envejecimiento saludable, reduciendo así la brecha digital. ¿Y tú le tienes paciencia a tus padres o abuelos para enseñarle a usar las aplicaciones y tecnología? 

Fuentes Consultadas:

¿Cómo orientar a nuestros hijos para un buen uso del Internet?

¿Cómo orientar a nuestros hijos para un buen uso del Internet?

Es importante establecer una comunicación abierta con los pequeños. No hay que privarlos de entrar al mundo digital, sino guiarlos en el camino.

La pandemia aumentó el uso del Internet en los menores. Sin embargo, las nuevas tecnologías son un arma de doble filo: por un lado, ofrecen enormes ventajas para mejorar la educación o aportar nuevas formas de entretenimiento y, por otro, conllevan riesgos importantes a raíz de su mal manejo.

Es el caso del acceso a contenidos inapropiados para los pequeños (violentos, sexuales, ilegales, entre otros); la pérdida de privacidad, o la facilitación de información. En tal sentido, Ladislao Gallardo, especialista de Ediciones Corefo, ofrece seis consejos a los padres de familia sobre el buen uso de Internet con los más pequeños.

Supervisar sus acciones

Los niños son nativos digitales y consideran a los dispositivos como parte de sus vidas. Es por este motivo, que el nivel de supervisión en el entorno digital debe ser una prioridad.

Acompañarlos en el uso

Los padres deben mediar la experiencia digital de los menores, estableciendo los límites de acuerdo a la edad y necesidad de cada uno. Pueden recomendarles páginas que incentiven su creatividad.

Conciencia de los peligros de la red

La libertad de la red conlleva riesgos y peligros. “Los padres deben hablarles a sus hijos y decirles que tengan cuidado con quiénes aceptan en las redes sociales”, comentó Gallardo.

Asegurar el no acceso a contenidos negativos

La idea es que, durante el uso de navegadores, los niños no se encuentren con contenido ofensivo al buscar una temática. Hay que poner filtros parentales en la computadora.

Descanso

Se sugiere que por cada hora descansen unos 10 minutos para proteger su salud y, sobre todo, la vista.

Normas de comportamiento

Tener cuidado al redactar en foros y enviar correos. También, cuando publicamos algo en alguna red social. La gente se puede hacer una idea de cómo eres a partir de esto.

Nota publicada originalmente en Exitosa: https://acortar.link/U1MIL4 

Derecho al olvido: ¿es posible borrar tu huella digital de Internet?

Derecho al olvido: ¿es posible borrar tu huella digital de Internet?

Imagínese que una marca de la competencia reúne información suya y de su negocio, y hace uso de una imaginación perversa para crear una campaña de desprestigio, con el único objetivo de hacerle daño. Enterado de esto, usted toma de inmediato acciones legales y, luego de un costoso y extenso proceso, la ley termina dándole la razón.

Sin embargo, más allá de su esfuerzo por aliviar las consecuencias del escándalo y tratar de que su reputación no se siga viendo afectada, las pérdidas han provocado una larga cola y mantienen su negocio ‘en rojo’. ¿Por qué su victoria legal no es suficiente para revertir la pérdida de clientes y por qué sus ventas jamás se recuperaron?

Es simple. En mundo cada vez más conectado y en el que la reputación online es un factor decisivo a la hora de elegir una marca, la huella digital dejada por aquel escándalo –más allá de que la información haya sido inventada- es factor suficiente para que todo aquel que busque su marca en la web o que solo trate de averiguar las mejores opciones del mercado, se termine enterando del problema y prefiera elegir a la competencia.

En la web todo está al descubierto. Cualquiera puede detectar qué es lo que dice la gente de usted, si es que su vida o trayectoria está limpia o si ha tenido algún escandalillo que lo haya marcado.

Limpiando el Pasado

No obstante, existe un recurso que, si bien ha generado controversia en muchos países, fue concebido para ayudar a combatir este tipo de problemas. El ‘derecho al olvido’ es el derecho a cancelar u oponerse a la aparición de nuestra información en los motores de búsqueda en Internet, es decir, de impedir de forma formal la difusión de información personal o aquella que ya no es de interés público.

Aunque, fuera de la pantalla, en el mundo real, no es tan fácil como se lee. En distintas partes del mundo, muchos han intentado borrar datos de la red sobre su pasado y no lo han logrado o aún se mantienen en trámite para conseguirlo. Por esta razón, lo ideal es tener mucho cuidado siempre con la huella que vamos dejando en internet, pues siempre es fácil de rastrear.

En mayo de 2014, Google puso a disposición de sus usuarios europeos un formulario a través del cual podían solicitar que se borren de los resultados de las búsquedas de información personal desfasada y sensible. El primer día que entró en funcionamiento, unos 12 mil usuarios enviaron al gigante informático sus respectivos formularios solicitando el retiro de enlaces direccionados a información perjudicial.

Hasta mayo de 2019, estudios del informe de transparencia que Google actualiza y publica cada día, revelaban que los usuarios europeos habían solicitado el retiro de un total de 3’129,077 direcciones. De todas, al final, se eliminó el 44,6%.

Según el propio buscador, las solicitudes para eliminar enlaces se estudian al detalle, una por una. En algunos casos se pide más información al demandante y cada una de ellas, además, se somete a una revisión manual.

¿Qué justifica el retiro de información en Google?

  1. Entre los factores más comunes que justifican el retiro de una dirección figuran:La ausencia evidente de interés público.
  2. Si es información sensible vinculada a orientación sexual, raza, etnia, religión y afiliación política o sindical.
  3. Si es contenido relacionado con menores de edad.
  4. Cuando la información se vincula con condenas, sanciones o antecedentes prescritos.

Pero, hay que tener en cuenta que Google puede decidir no retirar las páginas y alegar para ello que existen soluciones alternativas, razones técnicas o que las direcciones estén duplicadas y, en algunos casos, que la dirección que se pretende eliminar contiene información de interés público. Precisamente, para corroborar este último detalle, se analiza si el contenido está relacionado con la vida profesional del solicitante, con un delito pasado o con un cargo público.

Los casos más famosos de ‘Derecho al Olvido’

En España, el diario La Vanguardia publicó en 1998 el nombre de Mario Costeja y el de su socia en un caso de embargo inmobiliario que, en realidad, no era suyo. Algunas semanas después, al buscarse en Google, Costeja se dio cuenta de que aparecía en los primeros resultados del buscador con información que lo perjudicaba a él y a su negocio.

Al inicio, solicitó al medio el retiro de la publicación, pero no tuvo éxito. Luego de seis años de intensa batalla, Costeja logró que se le reconociera el ‘derecho al olvido’ para eliminar del buscador toda la información que lo vinculaba al referido caso. En Europa, hoy por hoy, basta realizar la solicitud y Google da una respuesta en 1 o 2 meses.

En 2015, la web Ashley Madison (EE.UU.), una de las más populares entre aquellas personas que buscan una aventura extramatrimonial, sufrió varios ataques por parte de hackers. Estos ingresaron a su base de datos y dejaron expuesta información personal y financiera de 39 millones de usuarios. Fue un caos total.

Muchos de los afectados acudieron al ‘derecho al olvido’ para tratar de arreglar el daño, y aunque no consiguieron que Google borre la información, sí se ha dificultado el acceso a ella. Como resultado, ya no es posible encontrar estos datos con el simple uso de un motor de búsqueda.

El peruano que le ganó a Google

En el Perú, un abogado fue denunciado en 2009 porque la policía encontró su computadora llena de pornografía infantil. El profesor universitario aclaró que en 2012 fue absuelto de toda culpa por la justicia; sin embargo, cada vez que googleaba su nombre, todo lo que encontraba eran notas periodísticas que describían el escándalo en el que fue involucrado, con lujos y detalles.

Tras mucho esfuerzo, logró que la noticia sea retirada de varias páginas web, pero no de todas y los resultados de búsqueda en Google tampoco habían variado. Por ello, solicitó al juzgado que le había dado la razón, que ordene a Google eliminar de su motor de búsqueda toda la información del caso.

El juzgado encontró el pedido razonable y, mediante un oficio, solicitó a Google Perú borrar lo requerido, y esto significaba retirar todos los resultados de Google Search que incluyeran el nombre del ciudadano. No obstante, Google Perú advirtió que ese tipo de solicitud debía tramitarse ante Google Inc. (EE.UU.), pues argumentaba que era la matriz la que maneja el servicio de búsquedas.

En 2015, la Dirección General de Protección de Datos Personales (DGPDP), del Ministerio de Justicia, resolvió que Google había obstaculizado los derechos del denunciante y se había negado a respetar su derecho de cancelación de datos. Por ambas infracciones, el gigante tecnológico fue multado con S/ 250 mil (65 UIT).

Pero no solo eso. Este órgano estableció también que Google debía bloquear todos los datos, informaciones y noticias relacionadas con la referida denuncia. La decisión y la multa fueron exigidas tanto para la filial peruana del buscador como para Estados Unidos.

Un derecho amparado en la protección de datos personales

Cabe señalar que el Derecho al Olvido no existe como concepto jurídico independiente. Es decir, no ha sido reconocido por ninguna ley ni decisión judicial del mundo.

En la actualidad, se le denomina así a la posibilidad de aplicar el marco legal de protección de datos personales en dos contextos:

  1. Los medios de comunicación y fuentes de contenidos en Internet.
  2. Los buscadores de Internet y otros registros que no publican originalmente información, pero la ordenan para hacerla accesible.

En esta era digital, cualquier usuario de internet puede saltar a la palestra y convertirse en un personaje mediático. En muchos casos, la vida privada se exhibe a todo el mundo a través de un clic y cualquiera puede escudriñar en nuestras vidas.

Por ello, más allá de cualquier derecho que sirva de herramienta para borrar las sombras del pasado, cuidar nuestra huella digital es fundamental para mantener una reputación online ‘saludable’ y no arriesgar que nuestro futuro se vea perjudicado en manos de otros.

Reputación online: ¿en qué consiste y cómo protegerla?

Reputación online: ¿en qué consiste y cómo protegerla?

La reputación es uno de los temas que más preocupa actualmente a las empresas. En el entorno de Internet, la reputación online se entiende como la manera en que las personas perciben a una marca el mundo digital, como consecuencia de las experiencias y comentarios que se formulan en sus redes sociales, foros, blogs, y en todas las plataformas en las que mantienen interacción con el público. En un post anterior ya nos referimos al Online Reputation Management y su importancia en la estrategia empresarial.

A diferencia de años atrás cuando andar con el celular era una costumbre que generaba algunas críticas, utilizar hoy un smartphone, más que un estilo de vida, es una necesidad cotidiana, pues es una herramienta a la que podemos acceder fácilmente y es muy práctica a la hora de buscar información sobre un producto o servicio.

Y si nos ponemos a pensar en cómo compartimos la información actualmente, podemos ver que el boca a boca no se reduce al diálogo de dos personas al frente de una góndola de supermercado; hoy la conversación está en la red. Así, entendemos que las recomendaciones de otros consumidores, pueden tener mucho más impacto que la publicidad; por ello, en lugar de buscar muchos seguidores, lo ideal es prestar atención a lo que los clientes dicen de nuestra marca y lo que esperan de ella.

Antes de hacer una compra, elegir un restaurante e incluso hacer negocios, todos nos concentramos en las referencias que tiene la marca y en el feedback que los usuarios generan a partir de ella con sus experiencias particulares. Precisamente, esto es lo más importante, pues las opiniones y valoraciones de experiencias anteriores ejercen una gran influencia en las decisiones de compra de los potenciales nuevos clientes.

Mala reputación en Internet: negocios riesgosos

Un estudio de IPSOS – MORI, reveló que, en 2019, el 97% de los empresarios considera que la gestión de la reputación es la principal clave del éxito. Un año antes, una investigación de ReputationUP, en 2018, determinó que el 45% de los adultos que buscaron en Google posibles socios comerciales, encontraron algo que los convenció de no hacer negocios con ellos.

Entonces, sabemos que es un riesgo no gestionarla adecuadamente, pero, ¿en qué consiste exactamente la reputación en Internet?

La reputación online es, básicamente, el resultado de estos factores:

  • Internos directos: aquellos que surgen como resultado de acciones directas de la empresa. Por ejemplo: distribución de contenido (fotos, vídeos, artículos, libros electrónicos, informes, estudios de casos, tutoriales, etc.) y actividades de marketing web (SEO, SEM, PPC).
  • Internos indirectos: como las acciones, reacciones e interacciones de los empleados en relación a las actividades online de la empresa.
  • Externos directos: corresponden a las respuestas de inversionistas, proveedores y socios comerciales. Saber cómo podrían reaccionar frente a una crisis o situación complicada, sería de gran ayuda para evitar problemas.
  • Externos indirectos: son las reacciones e interacciones de usuarios, opinión pública, medios y competencia con relación a la actividad online de la empresa. Por ejemplo, comentarios negativos, difamaciones y competencia desleal.

Según una reciente investigación, Cuando los usuarios encuentran comentarios negativos, se estima que las empresas corren el riesgo de perder hasta el 22% de sus potenciales clientes. Cuando estas opiniones en contra superan las tres, esta ‘decepción’ llega al 59%; pero si son más de cuatro, entonces el 70% de posibles compradores buscará otras opciones.

Las redes sociales tienen hoy muchas orientaciones. Su presencia es tan absoluta que para que una marca o persona logre una buena reputación, lo primero que debe hacer es tener una presencia activa en la red que más se adapte a sus necesidades. Incluso, lo ideal es disponer de una cuenta en varias de ellas.

¿Por qué es importante cuidar la reputación online?

Los clientes pueden comentar con libertad todo lo que deseen acerca de un producto o servicio y es ahí donde las experiencias juegan un rol fundamental para formar la reputación de una marca. Los principales factores a tener en cuenta son los siguientes:

  • La investigación online es cada vez más fuerte. Antes de decidir su compra, casi todos los usuarios comparan productos y servicios. Si una marca no tiene una buena posición ganada en la red, entonces será difícil de elegir.
  • La reputación online está vinculada al SEO. Buscadores como Google tienen en cuenta la reputación y organización interna de una marca, para determinar el posicionamiento de una página. Mientras más enlaces entrantes y comentarios positivos posee una web, más opciones de aparecer en los primeros puestos del buscador tendrá.
  • Influye en la imagen de marca. La gente suele confiar en los comentarios de otras personas y estos influyen directamente en el posicionamiento y la imagen mental que se forman.
  • Mantiene una relación directa con la fidelización. Para las marcas que cuentan con una buena reputación es más sencillo mantener la preferencia de sus clientes, que estos hablen bien de ella e incluso que las recomienden.
  • Genera confianza. A medida que una marca tenga mejores comentarios, siempre y cuando sean reales, más confiará la gente en ella y su índice de ventas será más alto.

¿Cómo se puede medir la reputación online?

Para saber lo que se dice en Internet sobre una marca y medir si su reputación es la adecuada, las siguientes herramientas pueden ser de gran ayuda:

Google Alerts: es una herramienta gratuita que establece alertas para los términos de búsqueda que se quiere monitorear (nombre de la empresa o las frases específicas relacionadas con su nicho). El servicio explora y extrae información de páginas web, blogs, o artículos relevantes.

Hootsuite: es una de las plataformas más conocida en el mundo de la gestión en redes sociales. Permite administrar y programar publicaciones en diferentes perfiles, pero también monitorizar las menciones de los usuarios sobre una marca, crear un panel personalizado o hacer búsquedas mediante las palabras claves. Ofrece una herramienta de analítica para ver tanto de forma instantánea como de forma general las métricas, medir crecimiento o supervisar tendencias. Tenemos disponibles dos versiones, la versión gratuita y la versión de pago.

SentiOne: ayuda a monitorear lo que los clientes y otros usuarios dicen sobre una marca. Permite el acceso a datos en tiempo real, históricos, así como rastrear menciones, perfiles sociales y otras palabras clave.

Reputology: permite a las empresas seguir, responder y analizar sus revisiones online con múltiples ubicaciones. Además de monitorear redes sociales, puede dar seguimiento al sitio de la marca, a las críticas negativas y a los comentarios positivos de manera más eficiente.

Para que una marca proyecte una buena imagen en la web es imprescindible analizar de manera profunda de los comentarios en línea para luego crear una estrategia. Recuerde responder siempre los comentarios, ya sean positivos o negativos. Eso le dará la credibilidad necesaria y servirá para interactuar con los usuarios.

¿Cuál es la mejor estrategia para mejorar la reputación online?

Es un gran error creer que un negocio que no tiene presencia en Internet se salvará del juicio mediático que provocaría una crisis de reputación. La exorbitante cantidad de consumidores que día a día se incorporan a este ecosistema digital es suficiente para provocar que una repentina turbulencia se convierta -si es que no es atendida- en una catástrofe para un negocio.

Para estar siempre prevenidos y evitar una crisis de reputación en Internet, lo más sensato es:

  • Tener siempre lista una estrategia o un plan de crisis en redes sociales a la que se pueda recurrir si es que se presenta una contingencia.
  • Recurrir a gestores de contenido idóneos que ayuden a definir de forma adecuada el tono de los mensajes de marca para enfocar acertadamente los temas con los que se dará apoyo a usuarios y potenciales clientes.
  • Una vez que se hayan leído y analizado todas las preguntas y sugerencias de los usuarios en redes sociales, lo ideal es escribir artículos informativos que ayuden a despejar esas dudas.
  • Procurar que los perfiles en redes sociales de la marca hayan sido completados, que los posts tengan información clara, precisa y que las imágenes que se utilicen sean siempre de buena calidad.
  • De acuerdo a cómo el rubro lo permita, una buena estrategia es compartir videos tutoriales, sesiones en vivo (streaming), cursos, videos tutoriales, etc. Este tipo de material es un aporte valioso para reforzar la reputación online de una marca.
  • Monitorear todo lo que se publica sobre una marca en Internet y en redes sociales es una excelente forma de conocer sus debilidades. Esto ayudará a definir la estrategia adecuada para enfrentar una posible crisis.

Sin embargo, más allá de las estrategias que se puedan adoptar por cuenta propia que, si bien pueden ayudar a prevenir un problema de reputación online o reducir sus consecuencias, lo idóneo es recurrir a un profesional en gestión de marcas con suficiente experiencia para transformar una crisis en una potencial oportunidad para destacar sobre el resto.

Y finalmente, recordemos que nadie va a hablar bien de un producto o servicio que no ofrezca realmente una buena experiencia. Por muy elaborado que sea el plan para comunicar una marca, no garantiza que logremos una conexión con el público. Por el contrario, cuando una empresa tiene una filosofía centrada en sus públicos clave, tiene más recursos para formar una buena reputación, ya sea en el mundo offline o en el digital.

Si le gustan nuestros blog, posts y noticias sobre relaciones públicas, reputación, social media, comunicación y sociedad digital, puede unirse a la comunidad de Trend en Facebook, Twitter, Linkedin, Instagram, Soundcloud y YouTube. Y para mantenerse al tanto de nuestras últimas noticias, suscríbase a nuestro boletín digital aquí.

El post Reputación online: ¿en qué consiste y cómo protegerla? aparece en el blog de Trend | Agencia de PR & Reputación. ¿Necesita orientación o ayuda para su marca en alguno de los temas que tratamos en este post? Comuníquese con nosotros y le responderemos cuanto antes.

¡Cuidado! Podrías estar siendo víctima del doxing, conoce cómo protegerte

¡Cuidado! Podrías estar siendo víctima del doxing, conoce cómo protegerte

Mucha gente podría afirmar que su vida está en sus dispositivos digitales. Cada vez son más personas que tienen sus datos personales en sus cuentas de redes sociales, sus números de cuentas bancarias y tarjetas en las apps de los bancos, incluso la dirección de sus casas en alguna app de servicios de delivery. Si tenemos toda nuestra información personal en la nube, ¿estamos 100% seguros de que esa data está a salvo?

Hoy hablaremos de uno de los peligros más fuertes en internet, pero del que sabemos muy poco. Ese peligro es el doxing y todas las estrategias que usan los hackers para obtener nuestra información personal.

¿Qué es el Doxing?

Es un conjunto de técnicas diversas que usan los hackers en internet para obtener información privada ya sea de una sola persona o de una organización. Usualmente los métodos que usan son telemáticos o remotos. Debemos aclarar que el doxing por sí mismo NO es delito pero sí se puede considerar uno la manera en la que se usan los datos obtenidos en la red.

Para hablar del doxing antes debemos hablar de la huella digital. Esta es todo el rastro que dejamos cada vez que entramos e interactuamos en internet. Las cosas que buscamos en Google, los likes que damos en Facebook, las páginas visitadas y, sobre todo, los formularios que llenamos. Esa información sirve para validar nuestra identidad.

Es importante que sepamos qué uso le van a dar a esa información.

Por ejemplo, todo el rastro que dejamos en las redes les permite a las empresas crear contenido que apele a nuestros gustos y comportamientos. Así las plataformas digitales permiten hacer una publicidad mucho más precisa que los medios tradicionales. Eso no está mal.

Lo mismo pasa con el doxing, por ejemplo, podemos acceder a información de un blog y no hacer nada con ella. Claro que también pueden usar esa información para acosar, chantajear y amenazar con hacer pública cierta información.

Así mismo, pueden acceder a nuestras contraseñas, nuestras claves de tarjetas y cuentas de banco. También a información de carácter privado.

Es virtualmente imposible controlar o eliminar datos privados una vez que estos se hacen públicos en el internet.

Nuestros datos personales en peligro

Este acto criminal puede tener consecuencias terribles para las víctimas del doxing, incluso la muerte.

Esas consecuencias terribles se ven sobre todo en los grupos más vulnerables, las mujeres y las niñas y niños. En el caso de los niños, el cyberbullying es un mal endémico de estos tiempos. Cada vez es más frecuente ver casos de niñas o niños que entran en etapas de depresión como consecuencia del maltrato que sufren en sus redes.

En el caso de las mujeres también somos testigos de cómo los comportamientos agresivos hacia ellas se trasladan del mundo real al ciberespacio. Este 2019 el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables ha recibido 77 denuncias de este delito.

Para evitar caer víctimas del doxing malicioso debemos cuidar la manera en la que compartimos nuestra información y vida privada en las redes.

¿Cómo protegernos del doxing?

Podría decirse es que virtualmente imposible escapar del doxing malintencionado ya que los hackers cuentan con conocimientos específicos acerca de cómo obtener la información privada de los internautas y en algunos casos, con fondos ilimitados para lograrlo.

Sin embargo, podemos seguir algunos pasos en concreto para no exponer nuestra información privada. ¿Cuáles son estos pasos?

Lo primero que debemos que hacer es tratar de que nuestros perfiles en redes sociales y sus contenidos no sean públicos en su totalidad. Podemos, por ejemplo, hacer ciertas publicaciones públicas para que cualquiera pueda comentar o compartirla y otras, de carácter más íntimo, hacerlas privadas.

También podemos cambiar las contraseñas de nuestros correos y perfiles de redes sociales. Tratar de que tengan letras, signos y números. Lo ideal es que cada cierto tiempo las cambiemos, sobre todo, si es que en nuestras cuentas de correo manejamos información sensible. Así mismo, evitar en la medida de lo posible usar una contraseña distinta para cada cuenta.

Una acción que puede resultar tediosa, pero vale la pena, es la de tener un correo distinto para cada actividad. Tener una dirección para trabajo, otra para redes sociales, otra para los bancos y temas financieros, etc.

Si tenemos menores en casa, hay que prestar atención y redoblar las medidas de seguridad. Una de ellas es que seamos los adultos quienes les creemos las cuentas para que ellos no tengan acceso directo y así podamos recibir las notificaciones. De esta manera podemos hacer seguimiento de los comentarios que reciben en sus redes.

Cuida tu huella digital

Debemos tomar en cuenta de que nada nos puede asegurar que nuestra información personal llegue a malas personas que quieran perjudicarnos. Así que debemos estar siempre alertas. Cuidar nuestra huella digital. Estar seguros de los sitios que visitamos y las interacciones que tenemos en las redes.

En esta última década hemos visto muchos casos de doxing de alto perfil, los Panamá Papers, Anonymous, Wikileaks y Snowden. Solo basta un par de clics para que se haga público algo que no queremos que se haga público.

Si te gustan nuestros blog, posts y noticias sobre relaciones públicas, reputación, social media, comunicación y sociedad digital, puedes unirte a la comunidad de Trend en Facebook, Twitter, Linkedin, Instagram, Soundcloud y YouTube. Y para mantenerte al tanto de nuestras últimas noticias, suscríbete a nuestro boletín digital aquí.

El post ¡Cuidado! Podrías estar siendo víctima del doxing, conoce cómo protegerte aparece en el blog de Trend | Agencia de PR & Reputación. ¿Necesitas orientación o ayuda para tu marca en alguno de los temas que tratamos en este post? Comunícate con nosotros y te responderemos cuanto antes.