fbpx

¿Alguna vez has leído de manera compulsiva y continua noticias negativas en línea? Esta tendencia se le conoce como doomscrolling y cada vez está ganando mayor relevancia a nivel mundial, debido a que representa una amenaza para la salud mental de los usuarios.

¿Qué es el doomscrolling?

Es un hábito de consumo de información negativa o alarmante proveniente de Internet y otras plataformas digitales por largos períodos de tiempo.  Este fenómeno puede impactar significativamente en la salud mental de una persona, generándole un cuadro de ansiedad y una percepción distorsionada del mundo que lo rodea a corto plazo. 

Este término fue acuñado por la periodista Karen K. Ho en 2018, haciendo referencia a la navegación persistente y obsesiva en la información angustiosa, deprimente o negativa en redes sociales, Sin embargo, según el estudioThe Dark at the End of the Tunnel: Doomscrolling on Social Media Newsfeeds” realizado por Bhakti Sharma, Susanna S. Lee, y Benjamin K. Johnson en la Universidad de Florida, Estados Unidos, y publicado por la Asociación estadounidense de Psicología, esta tendencia cobró mayor vida durante la pandemia del COVID-19 y el distanciamiento social.

Además, es importante prestar atención a este acto adictivo, ya que se presenta con mayor notoriedad en las generaciones más jóvenes. De acuerdo con una encuesta sobre la frecuencia del consumo de noticias en 2022 desarrollado por Statista, demuestra que la población de la Generación Z y Millennial, son las más propensas al doomscrolling.

Claves para combatir el doomscrolling 

Para evitar caer en las redes del doomscrolling y preservar nuestro bienestar, es esencial adoptar buenas prácticas. A continuación, te presentamos cinco recomendaciones:

  1. Establece límites de tiempo. Delimita el tiempo que dedicas a consumir noticias en línea. Establecer un límite diario puede ayudarte a mantenerte informado sin caer en la espiral del doomscrolling.
  1. Infórmate de fuentes confiables. Recurre a medios de comunicación o fuentes confiables y objetivas al momento de informarte. Evita caer en la trampa de los titulares sensacionalistas que se encuentran en Internet y redes sociales y haz un fact checking de las noticias del día.
  1. Desconéctate. Introduce periodos de desconexión digital en tu rutina diaria. Desactiva las notificaciones y evita el uso excesivo de dispositivos electrónicos, especialmente antes de dormir, para mejorar la calidad del sueño y disminuir la ansiedad y estrés.
  1. Desarrolla actividades positivas. Lee nuevos libros, practica algún deporte o ejercicio, viaja o disfruta de actividades recreativas que te permitan desconectar de las noticias negativas.
  1. Practica la atención plena. Desarrollar técnicas de mindfulness te permitirá mantenerte consciente de tus emociones y pensamientos mientras navegas por Internet, lo cual evitará que caigas en la espiral del doomscrolling de forma automática.
Puede interesarte  RTM: ¿Qué es el Real Time Marketing y qué beneficios brinda en la gestión de marca?

En un mundo donde la información está al alcance de nuestras manos, es vital tomar medidas para cuidar y proteger nuestra salud mental. Y tú, ¿estás listo para adoptar estas claves y evitar caer en el doomscrolling? Anímate e incorpóralas en tu día a día.

Si tienes otra recomendación, no dudes en escribirlo en los comentarios. ¡Te leemos!

Fuentes consultadas:

Si te gustó nuestro blog, posts y noticias sobre relaciones públicas, reputación, social media, comunicación y sociedad digital, puedes unirte a la comunidad de Trend en Facebook, Twitter, Linkedin, Instagram, Soundcloud y YouTube. Y para mantenerte al tanto de nuestras últimas noticias, suscríbete a nuestro boletín digital aquí.

¿Necesitas orientación o ayuda para tu marca en alguno de los temas que tratamos en este post? Comunícate con nosotros y te responderemos cuanto antes.

Trend on FacebookTrend on InstagramTrend on LinkedinTrend on TwitterTrend on Youtube
Trend
Redactor en Trend
Este post ha sido escrito con mucho amor y consciencia por el equipo de redacción creativa de Trend.