¿Alguna vez has sentido inseguridad de tu propio talento o tus logros obtenidos en el plano profesional? Pues bien, esta sensación es conocido como el síndrome del impostor y aunque no lo creas, es muy frecuente en el ámbito laboral. Según el estudio “The impostor phenomenon”, publicado en el International Journal of Behavorial Science, el 70 % de las personas lo ha experimentado en algún momento de sus vidas.

Sin embargo, este trastorno puede ser una amenaza para los talentos de tu equipo o empresa. Para evitar que seas víctima de este fenómeno, te explicamos más sobre este concepto y cómo combatirlo de manera exitosa.

¿Qué es el síndrome del impostor?

Es un trastorno psicológico en el cual las personas tienen dificultad para aceptar sus logros y talento, ya que sienten que no son merecedores de los éxitos obtenidos en su vida, especialmente, en el ámbito laboral. Debido a esta inseguridad persistente en sí mismos, viven con un miedo de ser descubiertos como un “impostor” ante los demás.

Este síndrome fue acuñado por las especialistas en psicología clínica Pauline Clance y Suzanne Imes en 1978. Las autoras estudiaron este fenómeno psicológico a profundidad, descubriendo que afectaba más a las mujeres que a los hombres. Ante este resultado, ese mismo año, publicaron el artículo “The imposter phenomenon in high achieving women: Dynamics and therapeutic intervention”, explicando a mayor detalle sobre esta particular tendencia.

De hecho, la encuesta llevada a cabo en el 2021 por la empresa KPMG, Advancing the Future of Women in Business: A Women’s Leadership Summit Report, señalaba que el 75 % de las mujeres confiesa haber experimentado este problema psicológico en algún momento de su carrera profesional. 

Perfil de una persona con síndrome del impostor

Si deseas saber si padeces este trastorno, te prestamos las tres cualidades más comunes de las personas con síndrome del impostor.

  1. Sobreexigencia. Debido a la gran ambición que tiene una persona para alcanzar sus metas de vida, puede llevarlo a cuestionar su talento y habilidades.
  2. Baja autoestima. La falta de seguridad en sí mismo hace que se comparan constantemente con sus compañeros de trabajo y colegas, lo cual genera que se sienta inferior a los demás.
  3. Perfeccionista excesivo. Tienen la necesidad de ser el mejor siempre. Sin embargo, cuando cometen algún error en su jornada laboral o no alcanzan sus metas como lo acostumbran a hacer, piensan inmediatamente que es producto de la suerte o del “engaño” y no de su propio mérito.

Además, la experta en el síndrome del impostor, la doctora Valerie Young, estableció cinco tipos de personalidades que padecen este trastorno, los cuales son:

  • Perfeccionistas. Para estas personas, el éxito no es suficiente, ya que piensan que pudieron hacerlo mejor.
  • Individualistas. Evitan pedir ayuda a su equipo de trabajo, porque al hacerlo sienten que demuestran debilidad.
  • Expertos. Consideran que no fueron completamente honestos con su centro laboral por no contar con los conocimientos necesarios para desempeñar su trabajo. Por ello, suelen estar en búsqueda de cursos y talleres de educación continua.
  • Genios. Son los sabelotodo, sin embargo, cuando no logran sus objetivos como se lo esperan, tienden a padecer cuadros de estrés y ansiedad, afectando su salud mental.
  • Superhumanos. Estas personas tienen la necesidad de demostrar que pueden con todo lo que les asignen, hasta incluso con trabajo adicional de sus compañeros, por el simple hecho de sentirse bien con ellos mismos.

En muchos casos, las experiencias laborales negativas o fracasos pasados en la vida son los principales causantes de que se sientan como un “impostor” actualmente.

Recomendaciones para combatir el síndrome del impostor

Para evitar caer en este trastorno y potenciar tu autoconfianza, a continuación, te presentamos seis tips clave para combatir y superar el síndrome del impostor. ¡Toma nota!

  1. Reconoce tus logros y habilidades. Siempre ten presente que tu talento, esfuerzo y dedicación te ha llevado donde estás ahora. ¡No te subestimes!
  2. Acepta tus limitaciones. Nadie es perfecto y todos cometemos errores. Recuerda que en la vida laboral, enfrentamos nuevos desafíos cada día, por lo que el aprendizaje es un proceso constante y necesario para lograr un excelente crecimiento profesional.
  3. No te compares con los demás. Cada persona tiene su propio ritmo para su desarrollo personal y profesional. Concéntrate en tu progreso y celebra todos tus éxitos.
  4. Aprende a dar y recibir feedback.  La retroalimentación constructiva es clave para potenciar el rendimiento y productividad de un equipo. Gracias a esta acción, podrás validar tus capacidades e identificar tus puntos de mejora, y replicarlos con tus compañeros.
  5. No te sobreexijas. Evalúa tu manera de trabajar. Lo ideal es que disfrutes de tu profesión y no te estreses. Asimismo, establece objetivos y metas realistas para tu vida.
  6. No descuides tu salud. Prioriza tu bienestar físico y mental. Dedica tiempo a actividades que te ayuden a relajarte y a liberarte de la rutina diaria. Cultiva una mentalidad positiva y sana, a fin de fortalecer tu confianza y evitar caer en el síndrome del impostor.

Recuerda que la mayoría de trabajadores y profesionales han experimentado este síndrome alguna vez en su vida, así que tranquilo, ¡no te subestimes!, y pon en práctica las recomendaciones antes mencionadas. En el caso de que no puedas controlar este trastorno, pasa a la acción y busca ayuda profesional.

Fuentes consultadas

Si te gustó nuestro blog, posts y noticias sobre relaciones públicas, reputación, social media, comunicación y sociedad digital, puedes unirte a la comunidad de Trend en Facebook, Twitter, Linkedin, Instagram, Soundcloud y YouTube. Y para mantenerte al tanto de nuestras últimas noticias, suscríbete a nuestro boletín digital aquí.

¿Necesitas orientación o ayuda para tu marca en alguno de los temas que tratamos en este post? Comunícate con nosotros y te responderemos cuanto antes.

Trend on FacebookTrend on InstagramTrend on LinkedinTrend on TwitterTrend on Youtube
Trend
Redactor en Trend
Este post ha sido escrito con mucho amor y consciencia por el equipo de redacción creativa de Trend.