+51 991 664 782 info@trend.pe
COVID-19: Conoce cinco iniciativas de responsabilidad social innovadoras en el Perú

COVID-19: Conoce cinco iniciativas de responsabilidad social innovadoras en el Perú

Si algo nos ha enseñado la pandemia del COVID-19 es que todos los peruanos debemos unirnos para enfrentar esta difícil situación. Las disposiciones del gobierno y la responsabilidad ciudadana son, sin duda indispensables. A ellas se han unido también las iniciativas del sector privado, que ha demostrado su compromiso hacia el país, como todos hemos podido observar a lo largo de la emergencia sanitaria.

Si bien se trata de actos desinteresados, pensados para el bien común y no como una maniobra publicitaria, también es cierto que estos envían un mensaje poderoso a clientes y consumidores. Hoy, ellos buscan a empresas con responsabilidad social, comprometidas con su país, que tengan un objetivo mayor a generar ganancias. Buscan empresas con con un propósito. 

¿Cómo se define la responsabilidad social?

La responsabilidad social no se limita a las empresas o negocios. A nivel más general, se define como el compromiso y las obligaciones que asumen los miembros de una comunidad entre ellos y, también, ante el resto de la comunidad. Si llevamos la definición al ámbito empresarial, implica que estas realicen acciones por el bien de la comunidad -ciudad, barrio o país- dentro de su área de influencia.

Los negocios realmente comprometidos, que no solo utilizan las iniciativas de responsabilidad social como una reacción ante una crisis, entienden que la responsabilidad social empresarial (RSE) puede ser incluso rentable y, si hacen su trabajo suficientemente bien, pueden llegar a convertirse en agentes de cambio dentro de su comunidad.

De otro lado, hay que recalcar que la responsabilidad social corporativa va más allá del cumplimiento de las leyes y las normas, pues el respeto y cumplimiento de ellas se da por sentado. Esto se ve reflejado, por ejemplo, en el respeto de los estándares ambientales en una empresa de manufactura. El cumplimiento de la normativa básica no es parte de la responsabilidad social, pues esta va más allá, pero sí es la base sobre la que se sostiene.

Ejemplos a seguir

Ante la pandemia, muchas empresas peruanas y extranjeras salieron a la primera línea de defensa, buscando el bienestar del país. Aquí resaltamos cinco iniciativas de responsabilidad social como ejemplos a seguir.

  1. Arca Continental Lindley. La embotelladora de Coca-Cola, Inca Kola y San Luis donó diez equipos reguladores de oxígeno para pacientes hospitalizados en la red de Essalud. También se sumó a la campaña “Respira Perú”, organizada por la Conferencia Episcopal Peruana con el propósito de llevar oxígeno al interior del país. También ha donado más de 800 mil litros en bebidas, agua potable y más de 3.000 canastas de alimentos a comunidades vulnerables.
  1. Uber. En alianza con la ONG Juguete Pendiente, Uber habilitó 1.500 códigos de viajes a favor de la Dirección General de Donaciones, Trasplantes y Banco de Sangre del Ministerio de Salud en Lima. Estos son utilizados para promover la donación de sangre, y se distribuyen entre los usuarios que asistan a hacerlo. Asimismo, anunció la donación de 5.000 códigos de viajes a Alimento Pendiente, el Hogar Pendiente y la Policía Nacional, que ayudarán a movilizar a voluntarios, niños y sus familiares que necesitan ir hacia consultas médicas y el traslado de los oficiales de Policía que necesitan llegar a sus locales de trabajo, respectivamente.
  1. San Fernando. La empresa de consumo masivo, con el soporte del Banco de Alimentos Perú, donó 50 mil cajas de latas de pollo en conserva, equivalente a más de 400 toneladas, para 232 organizaciones benéficas del país, entre las que se encuentran albergues, comedores populares, servicios educativos, entre otras. Además, donó 21 mil cajas de alimento al Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), encargado de repartirlas entre población vulnerable.
  1. Buenaventura. La empresa minera ha donado hasta el momento más de 60 mil productos de bioseguridad a 46 centros de salud de Arequipa, Huancavelica, Cajamarca, Moquegua, Apurímac, Pasco y Lima. Los kits contienen lejía, mascarillas clínicas, guantes de látex, trajes descartables de bioseguridad, termómetros infrarrojos, alcohol en gel y jabón líquido. Además, en coordinación con las autoridades y comunidades de las regiones donde la empresa está presente donó más de 26 toneladas de víveres de primera necesidad, más de 650 galones de combustible y 1.600 kilogramos de alimentos. La empresa también ha entregado 40 camas clínicas. Buenaventura afirmó que estas acciones han beneficiado a más de 44 mil personas.
  1. Belmond. La cadena de hoteles Belmond de Lima y Cusco ha implementado un plan solidario para producir más de 6.000 panes familiares con granos andinos para ser distribuidos durante la situación de emergencia sanitaria entre grupos vulnerables. Además, han preparado y distribuido almuerzos para trabajadores y profesionales que están en la primera línea de defensa contra el COVID-19. Los panes vienen siendo elaborados por los chefs panaderos de Hotel Monasterio y Hotel Rio Sagrado en Cusco; y Hotel Miraflores Park en Lima.
Cinco (+1) libros imprescindibles sobre relaciones públicas

Cinco (+1) libros imprescindibles sobre relaciones públicas

Leer un libro no solo te permite mantenerte actualizado en tu campo de trabajo. Leer un libro es también una oportunidad de conocer más sobre los grandes nombres, empresas y eventos que han dado forma a la profesión a la que has decidido dedicar tu vida. Y las Relaciones Públicas, o PR como solemos conocerlas, están llenas de grandes nombres y aún más grandes historias.

Esta pequeña selección de libros puede enseñarnos cómo es que el PR ha logrado cambiar el mundo, incluso si quienes nos dedicamos a esto no nos demos cuenta, debido al estrés y rapidez a las que nos enfrentamos en este rubro cada día. 

  1. El pequeño libro de los Grandes PR (Jennefer Witter). Para un empresario, las relaciones públicas son una excelente herramienta para construir su negocio. Una campaña de PR es la mejor manera de ganar atención para un pequeño negocio que acaba de empezar o para una gran empresa que busca mejorar su credibilidad. En este útil libro, Jennefer Witter comparte métodos simples, inteligentes y no necesariamente costosos para dar a conocer un negocio. Los más de 100 consejos que incluye la autora pueden ser aplicados y personalizados para cualquier tipo y rubro de negocio. 
  2. El negocio de la persuasión (Harold Burson). Harold Burson es considerado como una de las figuras más influyentes en el mundo del PR. Este libro es tanto un manual como un conjunto de memorias que lo llevaron a ser lo que es hoy, tras más de 70 años de carrera en el rubro. A través de ejemplos personales y profesionales, Burson muestra a los lectores qué significan las relaciones públicas: sus desafíos, metodología e impacto en el mundo.
  3. Crear la marca global (Emilio Llopis). Las empresas que quieran tener marcas valiosas no pueden dejar de innovar. En un mundo globalizado, como nos recuerda Emilio Llopis, las marcas deben saber mirar más allá de sus fronteras de origen. Crear la Marca Global propone un método práctico para la creación de una marca poderosa y su internacionalización. El libro propone un modelo de branding fruto de una investigación real con más de 250 empresas y que se está aplicando con éxito en diferentes compañías. El proceso se ilustra con múltiples ejemplos que incluyen a BBVA, Freixenet, Tous, Real Madrid, Natura Bissé, Telefónica o Meliá Hotels International. Todas ellas han abierto sus puertas para que conozcamos sus aciertos y errores en la gestión de la marca.
  4. The Global PR Revolution (Maxim Behar). Las relaciones públicas están en todas partes. Hoy más que nunca, manejar correctamente las redes sociales de una marca es una tarea dinámica y llena de matices, que requiere el toque sofisticado de un profesional bien entrenado. Lo que fue efectivo diez o cinco años atrás, ya no es relevante. En este libro, Maxim Behar, especialista en PR, enseña a los lectores a crear contenido que llene las expectativas y necesidades de sus clientes y que además evolucione con las tendencias que cambian constantemente.
  5. Contagioso: Cómo conseguir que tus productos tengan éxito (Jonah Berger). La viralidad es hoy una gran herramienta para darse a conocer. Ejemplos hay muchos: desde el Gangnam Style hasta el Ice Bucket Challenge. Cientos de productos, ideas y conductas lograron difundirse entre la población global hasta convertirse en verdaderas epidemias sociales. Empiezan atacando a un pequeño grupo de individuos u organizaciones y se extienden rápidamente como si de un virus se tratase. ¿A qué se debe? ¿Qué podemos hacer para que esto ocurra con nuestros productos o ideas? Jonah Berger explica cómo funciona este rápido mundo y cómo podemos aprovecharlo.

5+1.  Known (Mark W. Schaefer). Esta es una guía para crear y dar a conocer tu marca personal en la era digital. En el mundo actual, hay una ventaja notable al convertirte en una figura reconocida en tu campo. Quienes son conocidos logran obtener los mejores clientes, los mejores trabajos y las invitaciones a oportunidades exclusivas. En este libro, Schaefer nos cuenta cuál fue el camino que tomaron grandes nombres en la banca, educación, moda y más, para construir la marca que hoy lleva su nombre. Esta publicación promete ayudarte a encontrar el camino hacia el reconocimiento en tu campo. 

Video streaming: Checklist para hacer el mejor Facebook Live

Video streaming: Checklist para hacer el mejor Facebook Live

La presencia en redes sociales es hoy indispensable para toda marca. Sin embargo, no basta crear una cuenta de Facebook y esperar que los seguidores -y las ventas- lleguen solos. Es necesario llegar a ellos, ofrecerles contenido de calidad y crear engagement. Una excelente manera de lograrlo es a través de las transmisiones en vivo que Facebook permite realizar.

Se trata de un método de comunicación directa con tus clientes. Sirve para, por ejemplo, probar ideas nuevas o investigar sobre la posible reacción hacia un producto, un servicio o una campaña. Además, te permite responder dudas y comentarios de manera más directa y personal, lo que te ayudará a generar confianza y solucionar problemas.

Estas son solo algunas de las ventajas de transmitir en vivo a través de Facebook.

  1. Mayor llegada. Hoy, el mayor consumo en internet pasa por los productos audiovisuales. Las personas se conectan más con este tipo de medio. Por ello, con las transmisiones en vivo lograrás tener mayor alcance. Recuerda que el algoritmo de Facebook prioriza las transmisiones en vivo y, por tanto, tendrás un mayor alcance orgánico con tu transmisión.
  2. Genera interacción. Quienes ven la transmisión pueden comentar en vivo e interactuar con lo que sucede en el programa. Puedes incluso hacer que sean parte de la transmisión con preguntas en vivo, sorteos, lectura de comentarios y más.
  3. Identifica sus necesidades. Bien utilizada, una transmisión en vivo puede funcionar como un insumo en un estudio de mercado. Las reacciones y comentarios son indicadores para determinar los intereses, necesidades e inquietudes de los usuarios.
  4. Transparencia. A diferencia de una pieza publicitaria o un video institucional, en las transmisiones en vivo se muestra una representación mucho más cercana a la realidad. Esto transmite una imagen de credibilidad y transparencia hacia tu público. Es un acto que, al ser bien ejecutado, te mostrará como una marca cercana, que construye una relación real con su público.
  5. Aumenta tu alcance. Si bien tus seguidores serán siempre el público mayoritario de tus transmisiones, estas también te ayudarán a conseguir nuevos seguidores. Las personas suelen compartir las transmisiones en vivo entre sus contactos, ayudándote así a expandir tu comunidad.

El proceso es extremadamente simple: Basta con ingresar tu cuenta; escribir una descripción y dar un solo clic para empezar a transmitir. Sin embargo, también hay distintas consideraciones a tomar en cuenta para lograr sacarle provecho a esta útil herramienta.

  1. La tecnología importa. Los live son transmisiones simples y no requieren de una edición posterior. Sin embargo, esto no significa que la calidad de imagen no sea importante. Una marca debería realizarlos con un celular de gama alta o con una cámara DSLR. Ten en cuenta también la iluminación de la locación y la conexión WiFi. Asegúrate además de que la calidad de sonido sea adecuada, sin ruidos de fondo. Siempre es preferible hacer una primera transmisión de prueba en privado para garantizar que todo funciona correctamente.
  2. Prepara un guión. Si bien suele tratarse de un tema libre o una conversación más informal, siempre será necesario contar al menos con una pauta clara o puntos a discutir. Así evitas vacíos o silencios incómodos durante el video. Esto también te permitirá anticipar la duración del video. Facebook asegura que las transmisiones más exitosas y con mejor desempeño son las que duran entre 15 y 20 minutos.
  3. Promociónate. Si bien Facebook avisa a tus seguidores cuando empieza la transmisión, también puedes anunciarla previamente para que los posibles interesados estén atentos. Usar la función “en vivo programado” enviará a los usuarios un recordatorio en la app cuando la transmisión esté por comenzar. Además, esta opción te permite habilitar la plataforma de “sala de espera”, un lugar comunal e interactivo donde las personas pueden dejar comentarios y conversar entre ellos mientras esperan a que empiece tu transmisión.
  4. Trata temas de interés. Las transmisiones en vivo no son necesariamente un autobombo. También puedes darle a tus seguidores información útil relacionada con tu rubro. Este tipo de video suele traer más atención y las personas están más dispuestas a compartirlo. Esto te ayudará a posicionarte como una fuente experta.
  5. Aprende con cada transmisión. Tras culminar, Facebook te da la oportunidad de revisar las métricas de cada video: minutos reproducidos, espectadores únicos y tiempo promedio de reproducción de video. Analiza esta información para mejorar tu contenido y darle a tu público lo que quiere.
10 claves para crear contenidos interesantes para los medios de comunicación

10 claves para crear contenidos interesantes para los medios de comunicación

Llegar a publicar tus contenidos en los medios de comunicación es -o debería ser- uno de los principales objetivos de la estrategia de relaciones públicas de toda empresa. Esto no solo te dará mayor llegada a potenciales clientes o usuarios, sino que también te posicionará como una marca confiable y experta, referente en su rubro.

Cuando los medios se fijan en tu marca y la citan, consigues inmediatamente una exposición masiva. Además, te posicionas como una autoridad competente con el expertise y el know-how necesarios para tratar los problemas de tu industria y predecir tendencias futuras.

Sin embargo, la tarea no es tan simple. No basta con enviar un e-mail. Existe toda una estrategia y una serie de consideraciones a tomar en cuenta para maximizar la posibilidad de lograr que tu contenido sea publicado. 

Estas son las principales recomendaciones que todo especialista en relaciones públicas debería seguir para cumplir con su objetivo.

  1. Adapta tu propuesta. Cada medio de comunicación tiene su propia línea editorial, público objetivo y abanico de temas de interés. La misma noticia se puede tocar desde diferentes ángulos y es importante que tu propuesta de tema se alinee con los medios estratégicos a los que buscas llegar. Para ello, es necesario que conozcas y consumas los diarios, programas de radio, TV o medios online a los que puedes llegar. 
  2. Aprovecha los nuevos espacios. Hoy, no solo existen los medios tradicionales de TV, radio o impresos. Hay muchas más oportunidades para publicar tus contenidos: podcasts, canales de YouTube, programas de Facebook Live, etc. Incluso los grandes medios ya cuentan con todos estos espacios, que suelen llegar a audiencias más especializadas e interesadas en temas específicos.
  3. Opta por lo noticioso. Si bien tu objetivo es comunicar lo que el cliente desea transmitir, es más probable que sea publicado si logras darle un enfoque noticioso y no quedarte en lo publicitario. Piensa en una manera de adaptar tu propuesta de tal manera que sea atractiva no solo para el cliente, sino también para el público objetivo del medio al que la diriges.
  4. Sigue las noticias y tendencias. La prensa se mueve en el terreno del día a día. La coyuntura cambia muy rápidamente. Un especialista en PR debería estar al tanto de lo que pasa en el país y en el sector de la empresa a la representa. Así podrás proponer temas relevantes y coyunturales. 
  5. Crea contenido propio. A menudo, las empresas o marcas cuentan con muy buenos expertos que pueden proponer contenido relevante para un sector y un público específico. Para un medio, crear contenido único es muy valioso. Si le das las facilidades para obtenerlo es muy probable que sea publicado.
  6. Cuenta historias. Las noticias concretas y frías pueden funcionar para ciertas secciones, como Política o Economía. Sin embargo, siempre será más atractivo contar historias, que pueden ir desde la elaboración de un producto, historias de éxito un negocio, personajes ejemplares al interior de una empresa y más. Esto es mucho más interesante para la audiencia que un simple comunicado.
  7. Ten listos a tus voceros. Una nota de prensa es una excelente herramienta para transmitir la información principal a los periodistas. Sin embargo, es bastante usual que deseen ampliar la información con una entrevista a tu especialista. Es importante que tenga disponibilidad de tiempo y manejo del tema para llevarla a cabo.
  8. Atento a las efemérides. Los días mundiales, nacionales y celebraciones funcionan muy bien para la prensa. También son una excusa perfecta para tocar temas que normalmente no reciben la atención que merecen. Puedes armar un calendario y enviar la propuesta uno o dos días antes.
  9. Sé creativo. Utiliza las mismas herramientas que los medios emplean para generar contenidos: creatividad, copywriting y storytelling. No solo hay que ser creativos a la hora de pensar en qué publicar, sino que además hay que tener creatividad al elaborar los textos, volverlos atractivos, persuasivos y que generen interés genuino.
  10. Utiliza elementos multimedia. Hoy, el periodismo es muy visual. Elementos como infografías, gráficas, mapas o diagramas son muy bien recibidos porque permiten a los lectores o espectadores visualizar los datos con mayor facilidad. Si es posible incluir uno de estos elementos en tu propuesta de tema, esta se volverá inmediatamente más atractiva.
¿Cómo proteger tu reputación online?

¿Cómo proteger tu reputación online?

Una buena reputación en redes sociales es hoy indispensable para posicionarse en el mercado y la mente de los consumidores. Para contar con una buena reputación es importante estar atento a las críticas, prevenir las crisis y mantenerse en contacto directo con tu público.

Hoy, la reputación de una empresa es parte de su valor y puede representar más del 50% de este. Los consumidores cada vez están más informados y comprometidos y buscan negocios responsables a nivel social, laboral y ambiental. En ese sentido, no dudarán en dejar de lado los productos y servicios de una empresa si es que esta está relacionada con algún acto negativo o malicioso. Tampoco dudarán en hacer pública su opinión y su decisión a través de las redes sociales de Internet. Por eso, las empresas tienen la imperiosa necesidad de cuidar muy bien de su reputación, tanto offline como online. Para lograrlo, deben estar atentas permanentemente a lo que se dice de ellas en internet.

Esta es una tendencia mundial que ya se replica en nuestro país. Según un estudio de marketing social publicado en diciembre de 2019 por Sinergia Latam, el 62% de los peruanos no compraría a empresas que no sean socialmente responsables. El estudio también señaló que más del 50% de los encuestados consideraría comprar productos de la competencia de una empresa, solo porque esta sí realiza prácticas sociales y el producto o servicio de su preferencia no lo hace.

Acciones para proteger tu reputación de marca online

Todas estas acciones no son cosa de un solo día. Deben ser parte de una estrategia integral y sostenida para mejorar la relación entre la marca y sus públicos de interés. Esto no solo llevará a mayor cantidad de interacciones positivas en redes sociales y otros espacios digitales, sino que también se verá reflejado en mayor número transacciones a un menor costo. 

  1. La mala publicidad existe. Un viejo dicho afirma que “no hay mala publicidad” y que “lo importante es que hablen”. Hoy, esto es totalmente falso. Una crisis, que lleva a una mala reputación y mala apreciación de parte del público objetivo, puede disminuir rápidamente el valor de la marca y dañarla irreparablemente. Hay que estar preparados y saber cómo enfrentarla.
  1. No ignores la crítica. En ciertas ocasiones, la mejor solución para enfrentar una crítica es responder de inmediato, adelantándose a un problema que puede volverse más grande si no es atendido pronto. En otras, es preferible ser cauto y analizar bien la situación antes de emitir un pronunciamiento. Lo importante es no ignorar el problema o esperar que se resuelva solo. Es necesario contar con un protocolo claro de respuesta ante una crisis y evaluar cuál es la mejor opción.
  1. Prevención ante todo. En la protección y mejora de la reputación online es importante ser más proactivo que reactivo. Para ello, es recomendable crear una identidad de marca clara que se comunique de manera cercana con tus diferentes públicos de interés, estandarizar los mensajes en tus distintas redes sociales y organizar una estrategia comunicativa integral. Así podrás comunicarte rápidamente con tu público y recoger sus inquietudes y opiniones ante cualquier situación negativa.
  1. Monitoreo constante. La mejor manera de saber qué se está diciendo sobre una empresa o marca en redes sociales es mantenerse atento a las conversaciones que la involucren. Es posible configurar Google Alerts para que te notifique cuando las búsquedas sobre tu marca crezcan repentinamente o estén ligadas a una potencial crisis. También existen herramientas especializadas en social listening. Sin embargo, una opción todavía mejor es contratar los servicios de una agencia especializada en la gestión de la reputación con expertos en este tipo de trabajo.
  1. Genera confianza. La honestidad y transparencia son muy importantes para construir una imagen positiva ante el público. Es necesario ofrecer productos y servicios que se condicen con lo que realmente podemos ofrecer. También es importante contar con una buena atención posventas y resolver con celeridad cualquier reclamo o duda que tengan tus clientes.
  1. Adáptate al cambio. Este siempre será un consejo útil. Las tendencias de consumo y las audiencias de redes cambian constantemente y es indispensable que la empresa las siga con atención. Solo sabiendo dónde está su público podrá llegar a él con los mensajes que desea comunicarles. 
Los Asuntos Públicos entran en escena en la estrategia empresarial

Los Asuntos Públicos entran en escena en la estrategia empresarial

El mercado empresarial de hoy es cambiante, complejo y muy competitivo. Por ello, toda empresa que busque el éxito se ve en la necesidad de revisar y actualizar constantemente sus estrategias, incluyendo la relación con sus públicos de interés o stakeholders. Allí es donde los asuntos públicos juegan un rol clave. 

¿Qué son los asuntos públicos?

Una de las audiencias -y para algunas empresas la más importante- es la administración pública. Muchos negocios dependen en gran medida de las decisiones que tome el Estado para generar sus beneficios. Por ello, en este post nos enfocaremos en los asuntos públicos, área de la comunicación especializada de gestionar las relaciones de las empresas con las personas e instituciones encargadas de la toma de decisiones en el gobierno.

Los asuntos públicos se han convertido en una herramienta estratégica en el mundo empresarial ya que permiten a las compañías abrir nuevas oportunidades de negocios, mantener las relaciones de mutuo beneficio con el sector público y reforzar su reputación ante la opinión pública. 

Ya grandes empresas se están posicionando gracias a considerar los asuntos públicos en su diseño estratégico. De esta manera, dedican un equipo o contratan los servicios de una consultora para crear, formular, planear e implementar una serie de tácticas que permitan acercar a la empresa y sus líderes a los principales actores gubernamentales de los que dependen sus actividades. 

Al tratarse de una relación con autoridades, de distintos niveles a nivel ejecutivo y legislativo a escala nacional, regional y local, la empresa debe ser consciente de lo que su exposición pública puede generar. Por ello la transparencia y el cumplimiento de las normas en estas compañías debe ser de máxima prioridad. Así, los líderes deben de concentrar sus esfuerzos en encaminar a todo su personal para que hagan las cosas siempre correctas y correctamente.

¿Los asuntos públicos influyen en el éxito de las empresas?

Para entender mejor el tema debemos saber que los asuntos públicos es un concepto que abarca varias situaciones, pero en el campo empresarial el concepto se limita a dos aspectos: el primero abarca las relaciones con lo público, y la segunda es la necesidad de llevar a cabo la defensa de sus intereses legítimos.

La gestión de los asuntos públicos es compleja y no es lo mismo que las relaciones institucionales o el lobby, estos dos en ocasiones son utilizados como instrumentos de acción en asuntos públicos como estrategia junto a otras herramientas como la comunicación y alianzas con otras organizaciones públicas y/o privadas que permitan crear una sólida relación de ganar-ganar. 

¿Cómo iniciar en la gestión de los asuntos públicos?

El trabajo de los profesionales dedicados a los asuntos públicos, requiere un enfoque holístico, es decir, ver la comunicación y relación de la empresa con el gobierno como parte de un todo. De esta manera, involucra conocimientos en ciencias políticas, derecho, periodismo, gestión pública, y ciencias sociales.

Uno de los primeros pasos es la identificación de los grupos de interés, así sabremos exactamente con qué instituciones o actores políticos debemos enfocar nuestros esfuerzos de relacionamiento. Posteriormente, establecer un diálogo permanente con ellos y estar atentos a cualquier circunstancia donde sea necesario representar los legítimos intereses de la empresa.

Ahora bien, hoy en día no solo es necesario poner atención a los canales tradicionales de comunicación. En la era digital que vivimos, los asuntos públicos también deben considerar nuevas corrientes como el ciberactivismo, big data o el open government.

Es fundamental, para una adecuada gestión de los asuntos públicos, que ésta sea parte integral de una estrategia comercial y reputacional. Los actores involucrados deben verla como generadora de valor más allá de las relaciones a crearse y mantenerse. Es pilar clave para la lectura y entendimiento del entorno. Lo que suceda fuera de las organizaciones tendrá un impacto significativo en las operaciones – la detección de esos elementos es parte de un trabajo profesional de los asuntos públicos. 

En resumen, gestionar las relaciones de una empresa con un público tan relevante y complejo como el Estado es una tarea delicada que merece los mayores esfuerzos de parte los líderes de una organización y una adecuada estrategia de comunicación integral.

Converse con Nosotros