LinkedIn: estas son las diez habilidades más demandadas por las empresas en 2023

LinkedIn: estas son las diez habilidades más demandadas por las empresas en 2023

El mercado laboral se ha convertido en un entorno cada vez más competitivo y exigente debido a que las empresas buscas a profesionales altamente calificados para que asumir su labor y adaptarse al cambio. Por esta razón, construir una base sólida de habilidades, competencias y aptitudes es un factor clave para la empleabilidad.

De acuerdo con el informe “Competencias para el empleo” de la Oficina Internacional del Trabajo (OIT), las habilidades son esenciales tanto para los trabajadores como para las empresas que los emplean, ya que permiten que los colaboradores obtengan un trabajo decente y enfrenten el cambio y que las organizaciones adopten nuevas tecnologías e ingresen a mercados nuevos.

Pero, ¿cuáles son las competencias más demandas actualmente? Para ayudarte a potenciar tu empleabilidad, te presentamos las diez habilidades más solicitadas por las empresas en 2023, según LinkedIn. ¡Toma nota!

  1. Gestión.  Es la competencia clave que debe prevalecer en el día a día de todo profesional. Gracias a una buena administración, podrá mejorar su nivel de productividad y rendimiento, ya que fortalecerá su organización, lo cual le servirá para agilizar y optimizar procesos de los proyectos o actividades que estén bajo su cargo.
  2. Comunicación. Esta habilidad no solo se limita a mantenerse en constante comunicación con tu equipo, sino expresar sus ideas de manera concisa, escuchar activamente y adaptarse a diferentes audiencias.
  3. Atención al cliente. Gracias a esta competencia, un profesional podrá fortalecer valores como la empatía y la tolerancia, logrando así comprender y satisfacer mejor las necesidades de los clientes, mantener relaciones laborales y resolver problemas de manera rápida y eficiente.
  4. Liderazgo. Aparte de tener los conocimientos necesarios para desempeñar un puesto de trabajo, es fundamental ser un buen líder, es decir, una persona capaz de dirigir, motivar y empoderar a su equipo de trabajo a fin de alcanzar sus objetivos propuestos. Aquellos que desarrollen esta habilidad, generan una gran ventaja competitiva, teniendo mayores oportunidades de crecimiento profesional.
  5. Ventas. Esta habilidad es de gran relevancia en la industria del comercio y la publicidad. Tener un talento capaz de vender de manera efectiva es muy preciado para las empresas, porque podrán identificar oportunidades de negocio, presentar propuestas convincentes y cerrar acuerdos exitosos con los clientes.
  6. Gestión de proyectos. La capacidad de planificar, organizar y ejecutar proyectos es una de capacidades más demandas para los en el mercado laboral. Los profesionales con esta habilidad se caracterizan por su liderazgo, siendo factible establecer objetivos claros, asignar recursos y tareas y garantizar la entrega de proyectos dentro de los plazos establecidos.
  7. Investigación. Los profesionales que posean esta competencia, demuestran una mentalidad analítica, capacidad de aprendizaje continuo y adaptabilidad, lo que los posiciona como candidatos altamente calificados para enfrentar los diferentes desafíos y retos del mercado laboral actual. Además, recopilar, evaluar y sintetizar información, le permitirá obtener y generar contenido de valor y proponer soluciones innovadoras.
  8. Habilidades analíticas. En un entorno cada vez más orientado a los datos, este skill cobra mayor relevancia en el sector empresarial. Por ello, es importante que los profesionales, especialmente, relacionados con la gestión de operaciones y finanzas, y marketing digital, desarrollen esta capacidad, ya que les permitirá interpretar datos, identificar patrones y tendencias, y extraer información clave para tomar mejores de decisiones a futuro.
  9. Comercialización. Esta competencia tiene gran demanda en el sector de marketing y el mundo de los negocios. Aquellas organizaciones que cuentan con un personal con esta habilidad podrán identificar segmentos de mercado, diseñar estrategias e implementar campañas de mercadotecnia, lo cual será beneficioso para el crecimiento y éxito empresarial.
  10. Trabajo en equipo. Es una de las habilidades más valoradas por las empresas en la actualidad. Recuerda que un profesional que posea una alta capacidad de colaboración efectiva, no solo le permitirá relacionarse mejor con su equipo, sino también podrán aportar ideas y resolver problemas en conjunto, lo cual garantizará una mayor productividad y un buen clima laboral.

Y para ti, ¿cuáles son las competencias que aún necesitas desarrollar? Como habrás notado, potenciar las habilidades es esencial para mejorar tu empleabilidad y destacar de tus competidores. Así que no dudes en capacitarte y trabajar en tus skills para alcanzar el éxito profesional. ¡Anímate! ¡No te rindas! ¡Tú puedes!

Fuentes consultadas:

Síndrome del impostor: ¿cómo detectarlo y combatirlo de manera exitosa en el trabajo?

Síndrome del impostor: ¿cómo detectarlo y combatirlo de manera exitosa en el trabajo?

¿Alguna vez has sentido inseguridad de tu propio talento o tus logros obtenidos en el plano profesional? Pues bien, esta sensación es conocido como el síndrome del impostor y aunque no lo creas, es muy frecuente en el ámbito laboral. Según el estudio “The impostor phenomenon”, publicado en el International Journal of Behavorial Science, el 70 % de las personas lo ha experimentado en algún momento de sus vidas.

Sin embargo, este trastorno puede ser una amenaza para los talentos de tu equipo o empresa. Para evitar que seas víctima de este fenómeno, te explicamos más sobre este concepto y cómo combatirlo de manera exitosa.

¿Qué es el síndrome del impostor?

Es un trastorno psicológico en el cual las personas tienen dificultad para aceptar sus logros y talento, ya que sienten que no son merecedores de los éxitos obtenidos en su vida, especialmente, en el ámbito laboral. Debido a esta inseguridad persistente en sí mismos, viven con un miedo de ser descubiertos como un “impostor” ante los demás.

Este síndrome fue acuñado por las especialistas en psicología clínica Pauline Clance y Suzanne Imes en 1978. Las autoras estudiaron este fenómeno psicológico a profundidad, descubriendo que afectaba más a las mujeres que a los hombres. Ante este resultado, ese mismo año, publicaron el artículo “The imposter phenomenon in high achieving women: Dynamics and therapeutic intervention”, explicando a mayor detalle sobre esta particular tendencia.

De hecho, la encuesta llevada a cabo en el 2021 por la empresa KPMG, Advancing the Future of Women in Business: A Women’s Leadership Summit Report, señalaba que el 75 % de las mujeres confiesa haber experimentado este problema psicológico en algún momento de su carrera profesional. 

Perfil de una persona con síndrome del impostor

Si deseas saber si padeces este trastorno, te prestamos las tres cualidades más comunes de las personas con síndrome del impostor.

  1. Sobreexigencia. Debido a la gran ambición que tiene una persona para alcanzar sus metas de vida, puede llevarlo a cuestionar su talento y habilidades.
  2. Baja autoestima. La falta de seguridad en sí mismo hace que se comparan constantemente con sus compañeros de trabajo y colegas, lo cual genera que se sienta inferior a los demás.
  3. Perfeccionista excesivo. Tienen la necesidad de ser el mejor siempre. Sin embargo, cuando cometen algún error en su jornada laboral o no alcanzan sus metas como lo acostumbran a hacer, piensan inmediatamente que es producto de la suerte o del “engaño” y no de su propio mérito.

Además, la experta en el síndrome del impostor, la doctora Valerie Young, estableció cinco tipos de personalidades que padecen este trastorno, los cuales son:

  • Perfeccionistas. Para estas personas, el éxito no es suficiente, ya que piensan que pudieron hacerlo mejor.
  • Individualistas. Evitan pedir ayuda a su equipo de trabajo, porque al hacerlo sienten que demuestran debilidad.
  • Expertos. Consideran que no fueron completamente honestos con su centro laboral por no contar con los conocimientos necesarios para desempeñar su trabajo. Por ello, suelen estar en búsqueda de cursos y talleres de educación continua.
  • Genios. Son los sabelotodo, sin embargo, cuando no logran sus objetivos como se lo esperan, tienden a padecer cuadros de estrés y ansiedad, afectando su salud mental.
  • Superhumanos. Estas personas tienen la necesidad de demostrar que pueden con todo lo que les asignen, hasta incluso con trabajo adicional de sus compañeros, por el simple hecho de sentirse bien con ellos mismos.

En muchos casos, las experiencias laborales negativas o fracasos pasados en la vida son los principales causantes de que se sientan como un “impostor” actualmente.

Recomendaciones para combatir el síndrome del impostor

Para evitar caer en este trastorno y potenciar tu autoconfianza, a continuación, te presentamos seis tips clave para combatir y superar el síndrome del impostor. ¡Toma nota!

  1. Reconoce tus logros y habilidades. Siempre ten presente que tu talento, esfuerzo y dedicación te ha llevado donde estás ahora. ¡No te subestimes!
  2. Acepta tus limitaciones. Nadie es perfecto y todos cometemos errores. Recuerda que en la vida laboral, enfrentamos nuevos desafíos cada día, por lo que el aprendizaje es un proceso constante y necesario para lograr un excelente crecimiento profesional.
  3. No te compares con los demás. Cada persona tiene su propio ritmo para su desarrollo personal y profesional. Concéntrate en tu progreso y celebra todos tus éxitos.
  4. Aprende a dar y recibir feedback.  La retroalimentación constructiva es clave para potenciar el rendimiento y productividad de un equipo. Gracias a esta acción, podrás validar tus capacidades e identificar tus puntos de mejora, y replicarlos con tus compañeros.
  5. No te sobreexijas. Evalúa tu manera de trabajar. Lo ideal es que disfrutes de tu profesión y no te estreses. Asimismo, establece objetivos y metas realistas para tu vida.
  6. No descuides tu salud. Prioriza tu bienestar físico y mental. Dedica tiempo a actividades que te ayuden a relajarte y a liberarte de la rutina diaria. Cultiva una mentalidad positiva y sana, a fin de fortalecer tu confianza y evitar caer en el síndrome del impostor.

Recuerda que la mayoría de trabajadores y profesionales han experimentado este síndrome alguna vez en su vida, así que tranquilo, ¡no te subestimes!, y pon en práctica las recomendaciones antes mencionadas. En el caso de que no puedas controlar este trastorno, pasa a la acción y busca ayuda profesional.

Fuentes consultadas

Efecto Dunning-Kruger: ¿cuál es su impacto en el sector empresarial y cómo evitarlo?

Efecto Dunning-Kruger: ¿cuál es su impacto en el sector empresarial y cómo evitarlo?

En más de una ocasión, te has topado con algún familiar, amigo o compañero poco eficiente en su labor, pero, muy seguro de sí mismo. Pues este comportamiento ejemplifica uno de los sesgos más estudiados de la psicología cognitiva: el efecto Dunning-Kruger

Sin embargo, este fenómeno representa una gran amenaza para el sector laboral y empresarial, ya que una organización puede terminar contando con personal y líderes incompetentes en sus filas. Para evitar que tu equipo caiga bajo este efecto, te explicamos a mayor detalle de qué trata este concepto y cómo combatirlo satisfactoriamente.

¿Qué es el efecto Dunning-Kruger?

Es un sesgo cognitivo en el cual una persona con bajo conocimiento en un ámbito o tarea específica sobreestima sus capacidades. Sin embargo, la incompetencia no es lo único que evidencia este fenómeno, sino también una distorsionada autopercepción.

El efecto de Dunning-Kruger (DK) fue acuñado por primera vez en 1999 por los psicólogos americanos David Dunning y Justin Kruger. Los especialistas realizaron una serie de experimentos a los estudiantes de la Facultad de Psicología de la Cornell University (New York, EE. UU.), las cuales se enfocaron en tres competencias: el razonamiento lógico, la gramática, y el humor. Luego de una ardua investigación, se demostró que cuanto mayor era la incompetencia de un sujeto, menos consciente era de ella.

De acuerdo con los resultados publicados en el Journal of Personality and Social Psychology, las personas incompetentes presentan los siguientes aspectos:

  1. Tienden a sobreestimar su propia habilidad.
  2. Son incapaces de reconocer la habilidad de otros. 
  3. No son capaces de reconocer su extrema insuficiencia y sus errores.
  4. Solo si son entrenados para mejorar  sus capacidades, podrán reconocer y aceptar su falta de habilidades previas.

Su descubrimiento tuvo gran aceptación por la comunidad científica, que terminaron ganando el Premio Ig Nobel de Psicología en el 2000. Según el estudio El efecto Dunning-Kruger, de la empresa PMQuality, desde su propuesta y nombramiento, se ha convertido en un sesgo conocido en la psicología cognitiva, y las personas se han vuelto más consciente de su existencia en los últimos años, debido a que los no expertos tratan de callar a la gente con experiencia, o demagogos que utilizan la etiqueta de «elitismo» para impulsar sus políticas, tratando de ridiculizar a los verdaderos expertos que los desafían.

El efecto Duninng Kruger y el síndrome del impostor

Lo sorprendente del efecto DK es que puede conducir a la aparición de su sesgo opuesto: el síndrome del impostor. Como bien indica el artículo “An Overview of the Dunning Kruger” realizado por el portal web especializado en salud mental Verywell Mind (2020), su presencia puede ocasionar que las personas realmente competentes duden de sus propias habilidades y teman que otros descubran que son “fraudes”.

El efecto Dunnig-Kruger en el sector empresarial

Sin embargo, es muy importante que una empresa, en conjunto con el área de recursos humanos, tome en cuenta esta distorsión cognitiva, ya que puede provocar un impacto negativo en su funcionamiento y reputación a largo plazo. Entre las principales consecuencias tenemos:

  • Contratación de personal no calificado.
  • Elección de líderes de área y altos directivos incompetentes.
  • Ascenso de empleados ineficientes.
  • Malas decisiones financieras y empresariales.

Consejos para combatir el efecto Dunning-Kruger

Para evitar que tu empresa y equipo caigan bajo el efecto DK, es necesario identificarlo a tiempo y tomar las medidas necesarias para erradicarlo. A continuación, te recomendamos tres consejos clave para combatirlo.

  1. Realiza un proceso de reclutamiento efectivo. Para lograrlo, el departamento de recursos humanos debe definir el perfil de los candidatos que se desea contratar. Por ello, es importante que se especifique los requisitos y las funciones que realizará el futuro empleador dentro de la oferta de trabajo. De esta forma, se atraerá a las personas idóneas para el cargo. Posteriormente, en la etapa de preselección, es importante llevar a cabo las evaluaciones (exámenes y entrevistas) para comprobar si el talento cumple con todo lo necesario para cubrir el puesto.
  1. Brinda capacitaciones constantes. Ante un mercado más exigente y competitivo, es fundamental que las empresas capaciten permanentemente a su personal. Si pones en práctica este recurso, formarás profesionales altamente calificados. La buena noticia es que existen diversas opciones para ofrecer una educación continua a tu equipo, como por ejemplo, a través de talleres presenciales, cursos online, conferencias, etc.
  1. Fomenta reuniones de feedback. Gracias a estos espacios, tus empleados podrán conocer qué puntos necesitan mejorar, lo cual evitará que cometan errores en el desarrollo de sus funciones. Lo ideal, es que los líderes de cada área programen una sesión con su equipo cada cierto tiempo, para identificar sus debilidades y fallas, a fin de buscar alternativas de solución e incorporarlas posteriormente. Además, mediante estas reuniones, se fortalecen habilidades muy importantes como la escucha activa, la comunicación asertiva y el trabajo colaborativo.

Sea una pequeña, mediana o gran empresa, es ideal que se detecte a tiempo el efecto Dunning-Kruger, para que no afecte en su crecimiento y reputación. Y tú, ¿estás listo para combatir este síndrome en tu organización? Sigue estos consejos y cuéntanos tu experiencia.

Fuentes consultadas