fbpx
+51 991 664 782 info@trend.pe

Tal vez en alguna ocasión hayas perdido la paciencia ante un hecho desafiante; a todos nos ha tocado enfrentar alguna situación de crisis poniendo a prueba nuestras emociones. Al recordar estos momentos, entenderemos que son inevitables en espacios sociales, familiares, laborales e incluso de pareja. Sin embargo, para no desbordarnos es necesario trabajar en nuestra inteligencia emocional para tener conductas asertivas.

Para desarrollar este artículo conversamos con la especialista en comunicación Mayi Galarreta, CEO de nuestro partner Social Trends, quien nos dio una serie de alcances sobre la inteligencia emocional y la comunicación asertiva.

¿Qué es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional se define como la habilidad de los seres humanos para interrelacionarse en armonía. De acuerdo con la especialista, es un concepto que ha cobrado valor en los últimos años, ya que desarrolla la habilidad de reconocer, regular y comprender las emociones. Además, nos ayuda a conectar con otras personas, forjar relaciones empáticas, comunicar de manera efectiva, resolver conflictos y expresar los sentimientos.

Ejemplos de crisis vs. inteligencia emocional

Ahora bien, imagínate que sucediera una situación extrema que comprometa la reputación de una marca, ¿cómo reaccionarías tú o la empresa involucrada? Es cierto que la mayoría de las crisis son inesperadas, pero necesitamos estar preparados para actuar de manera resolutiva porque si no gestionamos nuestras emociones y actitudes, la reputación personal o de la compañía puede verse involucrada. Para entender mejor su relevancia, revisamos dos ejemplos coyunturales que reflejan situaciones de crisis: el gol anulado en el partido Perú vs. Uruguay 2022 y el golpe de Will Smith contra Chris Rock en la ceremonia de los premios Oscar 2022.

Puede interesarte  Diez creadores de contenido peruanos que debes seguir sí o sí

El gol anulado de Perú

En algún momento nos hemos enfrentado a situaciones en donde nuestras reacciones son significativas, como lo sucedido en el partido Perú vs. Uruguay, en donde se anuló el  gol  de la selección nacional. Es cierto que fue una jugada polémica, pero ¿existía alguna alternativa para reclamar sin ningún tipo de consecuencia posterior? Según la especialista Mayi Galarreta, “siempre hay maneras de expresar el desacuerdo, para dejar sentada nuestra posición y marcar un precedente, ante las instancias correspondientes. También fue importante actuar con celeridad e informar a los hinchas los pasos a seguir de manera asertiva, ya que las audiencias siempre deben estar informadas para evitar cualquier tipo de rumores o bulos de desinformación”. 

La bofetada de Will Smith a Chris Rock

Esta escena fue tendencia no solo porque Will Smith le golpeó en la cara a Chris Rock, sino porque se llevó a cabo durante la última ceremonia de los premios Oscar. Para nuestra especialista en comunicación, en el ámbito de reputación, Smith ha cometido un gran error porque a lo largo de su carrera el actor había construido una imagen de personaje carismático con mucho talento y este episodio significó una viralización de la información de manera negativa, afectando directamente en su imagen.

Si analizamos el caso, desde un principio Chris Rock desató la crisis por su desatinado comentario hacia la esposa del actor, Jada Pinkett -que padece de alopecia, enfermedad que afecta en la caída de cabello-, lo que ocasionó que Will Smith reaccionara de manera violenta, pero, ¿su actitud fue la adecuada?

Puede interesarte  Día Mundial del Turismo: diez creadores de contenido peruanos que debes de seguir para vivir una increíble experiencia

“La violencia siempre será injustificable. Si realmente se sentía tan vulnerado por los comentarios desafortunados de Rock, pudo retirarse de la ceremonia. Recordemos que la injuria fue desde la dialéctica, él también debió usar la dialéctica para defenderse y no subir al escenario a golpear al cómico”, agregó Galarreta.

Debemos tener claro que la violencia nunca resolverá nada. A pesar de que Will Smith ganara una estatuilla y se disculpara por sus actos, no fue suficiente para que la academia iniciará una sanción disciplinaria contra él. “Las disculpas deben pedirse cuando realmente se reconoce que el comportamiento fue errado y se tiene un verdadero arrepentimiento, si no es así, la interpretación de las mismas nos puede jugar en contra en cuanto a la gestión de la reputación” señala la CEO de Social Trends.

Es claro que Will Smith no controló sus emociones, se dejó llevar por la ira y golpeó a Rock, además cuando se disculpó en su discurso no lo hizo con el principal agraviado; también tuvo una conducta impulsiva al renunciar a la  Academia de Cine, ninguna de sus acciones han impactado positivamente en la gestión de su reputación tras el incidente de los Oscar.

Desarrollar la inteligencia emocional es muy importante en la vida personal y corporativa porque nos ayuda a calibrar los comportamientos y a comunicar con asertividad y responsabilidad.

Fuente consultada:
Entrevista con Mayi Galarreta

Si te gustó nuestro blog, posts y noticias sobre relaciones públicas, reputación, social media, comunicación y sociedad digital, puedes unirte a la comunidad de Trend en Facebook, Twitter, Linkedin, Instagram, Soundcloud y YouTube. Y para mantenerte al tanto de nuestras últimas noticias, suscríbete a nuestro boletín digital aquí.

Puede interesarte  Greenwashing: ¿Cómo una empresa puede evitar caer en esta práctica engañosa?

¿Necesitas orientación o ayuda para tu marca en alguno de los temas que tratamos en este post? Comunícate con nosotros y te responderemos cuanto antes.

Trend on FacebookTrend on InstagramTrend on LinkedinTrend on TwitterTrend on Youtube
Trend
Redactor en Trend
Este post ha sido escrito con mucho amor y consciencia por el equipo de redacción creativa de Trend.