fbpx
TrendUniversity: ¿Qué acciones se pueden tomar para prevenir una crisis empresarial?

TrendUniversity: ¿Qué acciones se pueden tomar para prevenir una crisis empresarial?

En un mundo en constante cambio, todas las empresas enfrentan el riesgo de sufrir una crisis. Por esta razón, en la última edición de Trend University, Gonzalo Von Hesse, experimentado periodista y consultor en comunicación, abordó el tema «Cultura y manejo de crisis en las organizaciones». El objetivo de esta charla fue proporcionar herramientas prácticas que nos permitan hacer frente a los diversos tipos de crisis empresariales, identificando sus diferentes etapas y elaborando planes efectivos de gestión para manejarlas y superarlas con éxito.

¿Qué es la crisis empresarial?

Es una situación adversa que afecta a la organización o a su entorno, y que puede poner en riesgo la reputación y la continuidad de la empresa. Las causas de las crisis pueden ser variadas, desde accidentes humanos, casos de corrupción, problemas financieros, desastres naturales que pueden tener un impacto devastador, entre otros. Por eso, es importante que las empresas estén preparadas, con planes de acción y estrategias adecuadas para minimizar el impacto y proteger su reputación.

¿Cómo deben actuar las marcas en medio de una crisis?    

Existen muchos recursos en Internet que hablan sobre la importancia de tener una buena reputación de marca, desde artículos hasta cursos completos. Sin embargo, pocos brindan soluciones efectivas cuando una empresa atraviesa un período negativo que puede perjudicar significativamente su imagen. Recordemos casos como la crisis de Domino’s Pizza en 2015, que llevó al cierre de la empresa en Perú por el mal manejo de quejas, o el caso de Repsol, causado por el derrame de petróleo en Ventanilla, que hasta el momento la empresa no ha logrado solucionar los problemas ambientales en dicha zona.

Gonzalo Von Hesse, periodista y consultor en comunicación, considera que la cultura organizacional y el manejo de crisis son temas estrechamente relacionados en cualquier empresa. 

«Afrontar una crisis empresarial de manera adecuada es crucial para proteger la reputación de una marca. Aunque la crisis eventualmente pasará, es fundamental evitar que se repita en el futuro y minimizar el ruido durante el proceso. Para lograrlo, es necesario analizar la raíz del problema y estar preparados para enfrentar situaciones críticas que puedan afectar la imagen y la credibilidad de la empresa», afirmó el experto.

Pero, ¿cómo pueden las empresas actuar en estos casos? Von Hesse explica que es importante monitorear constantemente el entorno y analizar posibles situaciones que puedan afectar a la compañía antes de que se manifiesten. La prevención es clave para evitar una crisis, pero cuando esta llega, es vital contar con un equipo capacitado y preparado para actuar de manera inmediata.

“Es en ese momento cuando entra en juego el comité de crisis y el manual de actuación, herramientas indispensables para enfrentar la situación de manera coordinada y efectiva. Además, es fundamental elegir a los voceros adecuados que representen a la empresa y brinden la información necesaria para minimizar los daños en la imagen y reputación de la organización”, agregó.

Asimismo, antes de emitir cualquier tipo de comunicado, es importante usar un lenguaje claro y preciso en la comunicación, especialmente al expresar emociones, deseos o pensamientos. Hacernos cargo y ser responsables de lo que decimos es fundamental para establecer relaciones sólidas y efectivas, puesto que demuestra compromiso, sinceridad y transparencia. 

Finalmente, el experto señala que la responsabilidad social empresarial y las buenas prácticas también son claves para prevenir una situación de crisis y evitar consecuencias o impactos negativos que puedan afectar a sus stakeholders y a su entorno.

Y tú, ¿habías escuchado antes estas recomendaciones? Anímate e incorpora estas estrategias ya mismo. Sin duda, te serán de gran ayuda. Cuéntanos tu experiencia en los comentarios. ¡Te leemos!

Diez películas y documentales basados en crisis reales

Diez películas y documentales basados en crisis reales

El cine conecta a través de las historias que desarrolla, entre ellas, las que están inspiradas en las vicisitudes a las que muchas personas y organizaciones se enfrentan a diario. Por esta razón, una práctica muy útil para que los profesionales afiancen sus conocimientos y sepan afrontar mejor una crisis empresarial es viendo una pieza audiovisual basada en hechos reales.

De esta manera, el especialista podrá comprender y reforzar conceptos muy importantes que abordan una situación de crisis, partiendo desde el problema principal y el contexto (político, social y económico) hasta el desarrollo de estrategias óptimas y soluciones eficientes que resuelvan el conflicto.

A propósito de eso, nos encontramos en LinkedIn con el post del consultor y reconocido especialista en crisis, Paul Remy, quien recomendaba una lista de largometrajes, entre películas, series y documentales.

Nos pareció tan buen post, que decidimos ampliar la información, para conocer un poco más sobre la historia de cada película o documental recomendado por el experto. Y tú, ¿conoces alguno de estos films? ¡Toma nota!

The Inventor: Out for Blood for Silincon Valley

Es un documental de HBO, el cual nos narra el auge y caída de la empresa biotecnológica Theranos, liderada por Elizabeth Holmes. La compañía prometía revolucionar al mundo con un nuevo método de análisis de sangre. Sin embargo, la idea perdió toda credibilidad cuando la Comisión de Bolsa de Valores de Estados Unidos acusa de fraude masivo a Holmes, al haber recaudado más de 700 millones de dólares gracias a un plan elaborado con afirmaciones falsas sobre la tecnología de su negocio y su rendimiento financiero.

Dark Waters (Aguas oscuras)

Es una película inspirada en la historia del abogado Robert Bilott, quién enfrentó una batalla legal de más de 20 años, con la compañía americana DuPont. La trama se desencadena cuando un granjero le pide ayuda a Billot sobre el caso de la muerte de sus 90 vacas. A partir de ese suceso, el protagonista inicia una investigación exhaustiva en la ciudad de Pakersburg, demostrando que la empresa multinacional estaba contaminando las aguas cercanas de esta población, con PFOA, una sustancia química dañina para la salud.

Rogue Traider 

Es una película basada en Nick Leeson, un ex empleado del banco Barings Banks, quien es interpretado por el actor Ewan McGregor . A su corta edad (23 años), el comerciante se convirtió en una pieza clave en la compañía, siendo enviado a Singapur como Gerente General de la Planta de Operaciones, responsable de instaurar el negocio de trading en Asia. Sin embargo, el poder y el dinero hizo que perdiera la brújula de su vida, cometiendo un fraude financiero irreparable, llevando a la quiebra a uno de los bancos más importantes de Gran Bretaña.

Dopesick

Es una serie web basada en el libro Dopesick: Dealers, Doctors and the Drug Company that Addicted America de la escritora Beth Macy, la cual ahonda en la crisis de opioides que ocurrió en Estados Unidos a finales de los 90. Dopesick nos explica cómo una compañía farmacéutica provocó la peor epidemia de drogadicción, al vender OxyContin, un analgésico que por cuestiones comerciales ocultó que tenía un alto índice de adicción para la humanidad.

The Big Short (La gran apuesta)

Esta película está basada en el bestseller homónimo del escritor Michael Lewis, teniendo como contexto principal a la crisis financiera del 2007 – 2008 que atravesó Estados Unidos. El film narra la historia de cuatro inversores que vislumbraron que todo el mercado hipotecario iba a quebrar, por lo cual decidieron invertir en contra, reflejando así el lado más oscuro de la banca moderna.

Dirty Money

Es una serie documental producida por Netflix que cuenta con dos temporadas, con seis episodios cada una. El largometraje revela una serie de historias sobre corrupción corporativa, fraude de valores, hasta incluso de crímenes vinculados a la economía global. Entre las compañías y personajes que aborda Dirty Money tenemos a Volkswagen, HSBC, Donald Trump y el prestamista Scott Tucker.

Inventing Anna

Es una serie inspirada en la vida de la estafadora rusa Anna Sorokin y en el artículo escrito por la periodista Jessica Pressler. Bajo el nombre de Ana Devey, la protagonista convenció a la élite neoyorkina de ser una heredera alemana, para obtener, a cambio, la vida de lujos y una riqueza de cientos de miles de dólares. Gracias a su falsa identidad, sumado a documentos y cheques fraudulentos, logró estafar a importantes hoteles, bancos, negocios e incluso hasta sus propios amigos.

Enron: The Smarthest Guy in the Room

Es considerado el primer documental que retrata uno de los mayores escándalos financieros de Estados Unidos. Relata la historia de la empresa energética Enron Corporation, desde sus inicios y su crecimiento en el mercado hasta su quiebra absoluta. De esta manera, el largometraje revela cómo la codicia del propio equipo directivo de la compañía terminó por destruir todo el imperio que habían conseguido en 15 años.

Worth (¿Cuánto vale la vida?)

Es una película que conmemora a las víctimas de los atentados del 11 de septiembre del 2001. El film narra la historia de lucha del abogado Kenneth Feinber quién es designado para dirigir el Fondo de Compensación a las Víctimas del 11/09 (VCF). A partir de este nombramiento, el protagonista debe convencer y encontrar la forma de repartir el dinero de manera equitativa a los deudos, enfrentándose al cinismo, la burocracia y grupos de presión que se interponen en su camino.

El Falsificador Español

Es un documental desarrollado por el canal de televisión DW Español, que acompaña al arqueólogo, Stefan Lehmann, de la Universidad de Halle, que está detrás del “maestro español”, un estafador que logró introducir esculturas y antigüedades falsas en el mercado de arte, engañando incluso hasta los más grandes expertos. Las obras atribuidas a este misterioso sujeto son las estatuas y bustos de dioses y gobernantes de la antigua Roma y Grecia.

Y tú, ¿has visto alguna de estas películas, series o documentales? ¿Qué otros films consideras que deberían estar incluidos en esta lista? Cuéntanos en los comentarios.

Fuentes consultadas:

Paul Remy

Inteligencia emocional: ¿Cómo aplicarla en una situación de crisis?

Inteligencia emocional: ¿Cómo aplicarla en una situación de crisis?

Tal vez en alguna ocasión hayas perdido la paciencia ante un hecho desafiante; a todos nos ha tocado enfrentar alguna situación de crisis poniendo a prueba nuestras emociones. Al recordar estos momentos, entenderemos que son inevitables en espacios sociales, familiares, laborales e incluso de pareja. Sin embargo, para no desbordarnos es necesario trabajar en nuestra inteligencia emocional para tener conductas asertivas.

Para desarrollar este artículo conversamos con la especialista en comunicación Mayi Galarreta, CEO de nuestro partner Social Trends, quien nos dio una serie de alcances sobre la inteligencia emocional y la comunicación asertiva.

¿Qué es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional se define como la habilidad de los seres humanos para interrelacionarse en armonía. De acuerdo con la especialista, es un concepto que ha cobrado valor en los últimos años, ya que desarrolla la habilidad de reconocer, regular y comprender las emociones. Además, nos ayuda a conectar con otras personas, forjar relaciones empáticas, comunicar de manera efectiva, resolver conflictos y expresar los sentimientos.

Ejemplos de crisis vs. inteligencia emocional

Ahora bien, imagínate que sucediera una situación extrema que comprometa la reputación de una marca, ¿cómo reaccionarías tú o la empresa involucrada? Es cierto que la mayoría de las crisis son inesperadas, pero necesitamos estar preparados para actuar de manera resolutiva porque si no gestionamos nuestras emociones y actitudes, la reputación personal o de la compañía puede verse involucrada. Para entender mejor su relevancia, revisamos dos ejemplos coyunturales que reflejan situaciones de crisis: el gol anulado en el partido Perú vs. Uruguay 2022 y el golpe de Will Smith contra Chris Rock en la ceremonia de los premios Oscar 2022.

El gol anulado de Perú

En algún momento nos hemos enfrentado a situaciones en donde nuestras reacciones son significativas, como lo sucedido en el partido Perú vs. Uruguay, en donde se anuló el  gol  de la selección nacional. Es cierto que fue una jugada polémica, pero ¿existía alguna alternativa para reclamar sin ningún tipo de consecuencia posterior? Según la especialista Mayi Galarreta, “siempre hay maneras de expresar el desacuerdo, para dejar sentada nuestra posición y marcar un precedente, ante las instancias correspondientes. También fue importante actuar con celeridad e informar a los hinchas los pasos a seguir de manera asertiva, ya que las audiencias siempre deben estar informadas para evitar cualquier tipo de rumores o bulos de desinformación”. 

La bofetada de Will Smith a Chris Rock

Esta escena fue tendencia no solo porque Will Smith le golpeó en la cara a Chris Rock, sino porque se llevó a cabo durante la última ceremonia de los premios Oscar. Para nuestra especialista en comunicación, en el ámbito de reputación, Smith ha cometido un gran error porque a lo largo de su carrera el actor había construido una imagen de personaje carismático con mucho talento y este episodio significó una viralización de la información de manera negativa, afectando directamente en su imagen.

Si analizamos el caso, desde un principio Chris Rock desató la crisis por su desatinado comentario hacia la esposa del actor, Jada Pinkett -que padece de alopecia, enfermedad que afecta en la caída de cabello-, lo que ocasionó que Will Smith reaccionara de manera violenta, pero, ¿su actitud fue la adecuada?

“La violencia siempre será injustificable. Si realmente se sentía tan vulnerado por los comentarios desafortunados de Rock, pudo retirarse de la ceremonia. Recordemos que la injuria fue desde la dialéctica, él también debió usar la dialéctica para defenderse y no subir al escenario a golpear al cómico”, agregó Galarreta.

Debemos tener claro que la violencia nunca resolverá nada. A pesar de que Will Smith ganara una estatuilla y se disculpara por sus actos, no fue suficiente para que la academia iniciará una sanción disciplinaria contra él. “Las disculpas deben pedirse cuando realmente se reconoce que el comportamiento fue errado y se tiene un verdadero arrepentimiento, si no es así, la interpretación de las mismas nos puede jugar en contra en cuanto a la gestión de la reputación” señala la CEO de Social Trends.

Es claro que Will Smith no controló sus emociones, se dejó llevar por la ira y golpeó a Rock, además cuando se disculpó en su discurso no lo hizo con el principal agraviado; también tuvo una conducta impulsiva al renunciar a la  Academia de Cine, ninguna de sus acciones han impactado positivamente en la gestión de su reputación tras el incidente de los Oscar.

Desarrollar la inteligencia emocional es muy importante en la vida personal y corporativa porque nos ayuda a calibrar los comportamientos y a comunicar con asertividad y responsabilidad.

Fuente consultada:
Entrevista con Mayi Galarreta

Gestión de crisis: ¿cómo preparar mi empresa ante la incertidumbre?

Gestión de crisis: ¿cómo preparar mi empresa ante la incertidumbre?

Cuando alguien escucha la palabra crisis suele alarmarse y preocuparse por una situación a la que no sabe cómo proceder. Cuando la gestión de marca se ve perjudicada sacude la estructura y causa incertidumbre entre los stakeholders. Por eso, es importante conocer sobre los posibles desafíos a los que se enfrentará, cómo actuar ante ellos y saber mantener tu reputación para continuar la conexión con tus clientes. 

¿Qué es gestión de la comunicación de crisis?

Este proceso administrativo busca que las empresas cuenten con un manejo de prácticas para solucionar los impactos adversos y enfrentar imprevistos de forma inmediata, evitando o minimizando los posibles daños a la organización. Además, una buena gestión de crisis busca preservar la reputación entre el mercado y sus stakeholders, mediante una respuesta y comunicación ante estos escenarios. 

Las crisis empresariales son oportunidades de mejora que permiten a las organizaciones conocer sus puntos vulnerables y contar con planes de acción para hacer frente a eventos inesperados. Algunos de estos son: recesión económica nacional, impactos ambientales, problemas internos que se divulgan a la sociedad, inestabilidad política, y demás. 

Para hacer frente ante cualquier problema y contar con una buena gestión, algunas empresas implementan planes de acción en documentos guías. Estos se estudian con previo aviso y permite una protección organizacional, un manejo de caos y una recuperación más sencilla. 

¿Cómo afecta una mala gestión?

No contar con una preparación o manejo de crisis puede afectar varios aspectos de tu marca. Esto sucede porque no existe una comunicación entre las áreas de la empresa ni se tiene información para actuar de forma adecuada. Algunas cuestiones afectadas son las siguientes:

Reputación de marca

Si la empresa no tiene una buena administración, no está preparada para actuar o no cuenta con las herramientas necesarias para para salir adelante, esta se verá afectada en su reputación. Además, es un factor decisivo entre los posibles clientes y los stakholders que perciben la postura de la organización ante una crisis, por lo que podría afectar en una recuperación. 

Rentabilidad 

Una organización se puede ver afectada en su productividad y beneficio. Puedes poner en riesgo las finanzas de la marca y la atracción a el producto o servicio que se ofrece. Para evitarlo, se debe de contar con planes para el suministro de recursos o herramientas que afronten los riesgos de atención al cliente. Además, es importante tener en cuenta una estrategia para operar de forma remota, en caso el equipo de trabajo no pueda ir a la oficina. 

Conexión con stakeholders

Las relaciones entre los clientes, empleados y accionistas con la marca se ven afectadas por la incertidumbre. En caso no cuentes con una lista de stakeholders a los que deberás informar durante la crisis, te verás perjudicado rompiendo la confianza y el apoyo existente. La comunicación transparente es fundamental para que no existan confusiones ni dudas sobre la situación.  

Pasos para crear un plan de comunicación para la gestión de crisis

Las fases de la gestión de crisis se dividen en tres: antes, durante y después. En un plan para administrar los riesgos se deben de tomar en cuenta las situaciones y los diferentes propósitos a lograr, tales como la prevención, manejo, estabilidad y la mejora después de superar el imprevisto. Por ello, hemos divididos los pasos para crear un plan de acción de la siguiente forma: 

1. Identifica las amenazas: es importante contar con una evaluación general sobre la situación. En esta fase tendrás como objetivo conocer los riesgos potenciales a los que tu marca se enfrentará y plantear soluciones. Para ello, debes hablar con los trabajadores de la empresa para aclarar la situación, comprenderla y presentar ideas de cómo solucionarla. 

2. Delega roles y responsabilidades: una vez que se identifiquen las posibles amenazas, es importante que se asignen deberes y que los trabajadores de la empresa sean comunicados sobre aquellas situaciones para lidiar. Contar con una distribución de responsabilidades ayudará a manejar la crisis de forma ordenada y efectiva. 

3. Prepara un manejo de Relaciones Públicas: es fundamental que exista una persona asignada a comunicar a la prensa sobre la situación. Por ello, se debe de contar con una preparación adecuada para responder preguntas, comentar las actualizaciones, saber evitar los puntos a discutir y encabezar el manejo de la situación. El equipo encargado deberá anotar cada detalle, acción realizada, respuestas externas, relación con los stakeholders y la resolución del problema. 

4. Mide la reacción de los stakeholders: los clientes, accionistas, trabajadores y todo aquel que se relaciona con la organización contarán con una reacción ante el impacto de la crisis, declaraciones y publicaciones. Por ello, la marca debe estar al tanto de su posición durante la gestión de riesgo y conocer qué es lo que piensan. Esto ayudará a mantener una conexión durante la incertidumbre y tener un buen impacto ante la imagen de la empresa. Responde sus dudas, maneje sus inconvenientes y conoce cómo les ha afectado. 

Puedes medir su respuesta a través de comunicados de prensa, seguimiento de interacción en las redes sociales, conocer el tiempo dedicado a leer las publicaciones y declaraciones, leer los mensajes en las plataformas digitales y demás. 

5. Prepárate ante futuras situaciones de riesgo: si tu empresa logra superar una crisis, es necesario que ésta actúe ante lo sucedido y entienda la raíz de la situación. Esto permitirá que la marca establezca planes de acción ante futuras situaciones similares y pueda manejarlas de la mejor manera posible. Define tu próximo portavoz de empresa, las personas que manejarán las relaciones públicas, puntos claves a mejorar entre los trabajadores, pautas a tomar en consideración para la comunicación en redes sociales, y demás. 

Saber poner en marcha un plan de gestión de crisis empresarial ayudará a que tu marca esté preparada ante la incertidumbre, problemas sociales, riesgos imprevistos y demás. Por ello, es importante que cuentes con una buena administración que transmita confianza durante esta situación y manejar los problemas con una comunicación asertiva entre tu organización y los stakeholders

Fuentes consultadas: 

Renovación de marca después de una crisis de reputación

Renovación de marca después de una crisis de reputación

Crisis reputacional: caso Repsol

Cuando hablamos de una crisis reputacional es indispensable que se resalte el caso coyuntural del momento: derrame de 6000 barriles de petróleo en el mar peruano causado por la compañía española Repsol. Previo al análisis, recordemos un poco sobre este impacto ambiental. Este desastre, que aún se encuentra en búsqueda de sus precedentes, se llevó a cabo en las costas de Ventanilla, donde se ubica el terminal multiboyas de la refinería La Pampilla, que administra la organización. Este crudo de petróleo se extendió más de 700 kilómetros hacia el norte y, hasta el momento, se encuentra en descontaminación de las áreas afectadas.

Ante el suceso, Repsol respondió a las autoridades y las audiencias con distintas versiones. De hecho, Tine van den Wall Bake Rodríguez, gerente de Comunicaciones de la empresa Repsol, afirmó el 19 de enero a RPP que la empresa no es responsable de lo ocurrido, ya que estos se encontraban “haciendo una descarga desde el día anterior, nosotros llamamos a la Marina de Guerra, les pedimos confirmación acerca de la alerta en la costa del Perú”. 

Ahora, ¿cómo afectó lo ocurrido y la respuesta de los responsables a la reputación de Repsol? El mensaje que deja la compañía ante sus stakeholders ha generado diferentes opiniones; sin embargo, un punto en común dentro del debate es la mala gestión y confrontación de la crisis. Además, se muestra un perfil despreocupado ante la imagen de la empresa y el impacto en el medio ambiente. Repsol no ha demostrado mayor interés en generar un cambio, lo que muchas personas han garantizado como una mala respuesta. Esto ha afectado al negocio y su futuro en el mercado. 

¿Qué implica una renovación de identidad corporativa?

Luego de una crisis de reputación de marca, es importante que esta apueste por reconstruir su imagen y nombre corporativo ante la competencia y sus stakeholders. La renovación de identidad, tras un mal suceso, debe plantearse, dentro del equipo destinado, una estrategia de comunicación interna y externa para conectar nuevamente con sus consumidores, demostrar por qué la empresa es única y cuál es su valor. Por lo tanto, debe de reconsiderar los objetivos al efectuar un cambio de perspectiva, para así lograr reactivar la organización y enfrentar la recesión. 

¿Qué debo considerar al renovar una marca luego de una crisis?

Esta acción se realiza luego de pensar con el equipo de la marca qué cambios se harán para beneficiar de forma estratégica. Algunos puntos a tomar en cuenta son:  

Construye nuevamente una relación con tus consumidores: luego de una situación negativa para el negocio, es común que se pierda la conexión con algunos stakeholders. Si notas que ya no cuentas con la misma respuesta e interés de antes hacia tu marca, reevalúa tu objetivo principal enfocado en campañas de comunicación externas e internas. 

Adecúa las nuevas estrategias en las tendencias: una renovación de marca debe involucrar tendencias, gustos y proyecciones de preferencia por parte de su público objetivo en las estrategias planteadas. En ese caso, puedes posicionar tu negocio adaptando tus productos y servicios en lo nuevo del momento. 

¿Cómo realizar una renovación de identidad?

Para que tu negocio realice un cambio de identidad de forma correcta, necesitarás considerar los siguientes aspectos:

1. Conoce la trayectoría de la marca: descubrir al negocio e identificar sus etapas te ayudará a reconocer sus mejores y peores momentos. De este modo, puedes definir una nueva propuesta de forma estratégica, ya que tendrás presente los nuevos objetivos de restauración y los valores que quieres comunicar al renovar tu marca. 

2. Involucra a tus consumidores: tu público objetivo te ayudará a aprender qué es lo que se debe cambiar de la marca y qué esperan de esta reconstrucción. Conocer su opinión es de suma importancia para entender cómo medir el impacto previo a los cambios que realizarás en el futuro. Para involucrarlos, puedes hacer un focus group o entrevistas. 

3. Proyecta tus nuevos objetivos y beneficios: contar con un conocimiento previo de los cambios que deseas realizar en tu marca ayudará a simplificar los pasos a seguir para conseguirlos. Para ello, puedes planificar las tasas de crecimiento, la comparación de los recursos antiguos y nuevos, costo de inversión y conocer los beneficios que traerá la reconstrucción. 

4. Determina los cambios: al momento de crear un nuevo concepto, es necesario contar con conocimiento previo de qué es lo que se cambiará, por qué y cómo. Es recomendable desarrollar un proyecto de diseño con un equipo creativo que conozca los valores e ideas a plasmar en la nueva imagen de la marca. Adapta los activos a tu logo, empaque, materiales audiovisuales y a todo aquello que destaque la identidad de tu negocio. 

5. Comunica tu nueva identidad con tus stakeholders: deberás anunciar tu renovación con todo aquel que le sume a tu marca, sean los clientes, socios, trabajadores y demás. Además, crea una estrategia que comunique las modificaciones, sus beneficios y por qué es importante hacerlo. Puedes realizar un lanzamiento con semanas de anticipación, aproximación e intriga. Esta es una buena forma de enganchar a tus antiguos consumidores y conseguir nuevos.  

Marcas que hicieron un cambio de identidad luego de una crisis

Algunos casos recientes de empresas que cambiaron su imagen son: 

Facebook: la compañía de Zuckerberg tomó la decisión de cambiar su identidad y dirigirse al mundo del metaverso, llamándose ahora Meta, luego de unos escándalos y críticas durante el mes de octubre debido a las denuncias de ex trabajadores de la empresa. Esta situación afectó económicamente, políticamente y socialmente a la organización, ya que recibió mucho rechazo y comentarios negativos por parte de sus stakeholders. Por ello, la plataforma digital determinó dar un cambio que refuerza las tecnologías de realidad virtual y lo remoto, adaptándose a la tendencia digital. Busca desarrollar un espacio similar al internet, en donde uno puede interactuar con otros en tiempo real. Este cambio de marca se dio para renovar la reputación de Facebook tras la crisis relacionada a desinformación y denuncias de trabajo. 

Volkswagen: luego de que la marca alemana enfrentara investigaciones fiscales por el escándalo de engañar sus resultados de emisiones contaminantes en sus vehículos, tomó la decisión de presentar un nuevo diseño y coche eléctrico que destaca una campaña de modernidad y autenticidad. Las alegaciones causaron un grave impacto en la reputación de la compañía, la cual creó una estrategia para superar su crisis de identidad. En esta, se cambió el logotipo para reflejar la sencillez, humanidad y autenticidad. Además, la organización lanzó la campaña en conjunto con la estrategia de fidelización con su nuevo modelo: un automóvil eléctrico y con un precio debajo de la competencia. 

Fuentes Consultadas: