+51 991 664 782 info@trend.pe

Iniciar un emprendimiento no es tarea fácil, y lograr que su buena rentabilidad sea constante es aún más complicado. Según especialistas del sector pyme, los emprendimientos demoran, en promedio, un año en registrar cifras en azul de manera sostenida.

Sin embargo, si tu negocio aún se mantiene como pequeña empresa, debes saber que es posible llegar a un punto de equilibrio entre gastos e ingresos de manera más rápida para llevarlo a la categoría de mediana empresa y obtener así dividendos más altos.

Para los expertos de la fintech peruana Rextie, uno de los errores más usuales que los emprendedores cometen al empezar un negocio es no contar con una visión y un plan bien definidos. Esto hace difícil entender bien el mercado, la meta y los objetivos a futuro.

Según Global Entrepreneurship Monitor (GEM) la edad promedio para convertirse en emprendedor en el Perú es 28 años y, generalmente, los millennials (como se denomina a la generación de nacidos entre 1981 y 1999), esperan resultados positivos muy rápido. Aunque, lo recomendable es no caer en la desesperación, tener paciencia y continuar ‘remando’ para que el negocio crezca.

Por otro lado, una investigación del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Estados Unidos, reveló que la edad promedio para que un emprendedor que decide fundar su propia empresa alcance el éxito en ese país es de 45 años.

Para que el negocio crezca debes contar con personal capacitado 

Un segundo punto relevante para escalar, es capacitarse continuamente y contar con profesionales que se hayan especializado en los puestos que ocupan. De lo contrario, se corre el riesgo de afectar el crecimiento de la compañía.

Por tanto, el momento de la contratación es crucial, así como contar con el cofundador correcto (con habilidades suficientes para transmitir un equilibrio) y cultivar continuamente las relaciones laborales con los contactos del sector.

Los expertos de Rextie consideran también que una buena administración puede darle mejor visibilidad a la empresa y, por tanto, es imprescindible plantear una estrategia para continuar ese camino o, de lo contrario, habrá que replantear todo.

Para lograrlo –dicen– es importante tener claros los ingresos y egresos de la compañía, así como llevar un buen control de los gastos del día a día. Para esto último, puedes utilizar una hoja de cálculo de Excel y actualizarla de manera constante, sin importar qué tan pequeño sea el monto del egreso. Lo mismo se debe hacer para registrar los ingresos.

Es importante tener bien identificadas tanto las fuentes de ingreso fijas como las irregulares, así como también la estructura de costos (principalmente el grado de flexibilidad de los mismos).

Otro punto clave para el crecimiento de una pequeña empresa, según Rextie, es contar con una cultura corporativa enfocada en un ambiente colaborativo y estar orientados a ser “client lovers”. Esto significa escuchar al cliente, ayudarlo y ponerse en su posición.

Trend on FacebookTrend on InstagramTrend on LinkedinTrend on TwitterTrend on Youtube
Trend
Redactor en Trend
Este post ha sido escrito con mucho amor y consciencia por el equipo de redacción creativa de Trend.