fbpx
+51 991 664 782 info@trend.pe
B2B o B2C: ¿Cómo elegir la estrategia de marketing adecuada para tu tipo de negocio?

B2B o B2C: ¿Cómo elegir la estrategia de marketing adecuada para tu tipo de negocio?

Es importante reconocer tu qué, quién, cuándo, dónde y el por qué detrás de tu campaña, ya que será necesario para poder diferenciar el tipo de marketing entre B2B y B2C e implementar el mejor para tu negocio. No es igual comercializar para otras empresas, que hacerlo para consumidores finales. Las estrategias de marketing se aplican en base al mercado al que uno se quiere dirigir. Por eso, es necesario diferenciar entre el marketing B2B y B2C.

B2B vs B2C: Lo básico a conocer

Como ya se resaltó antes, B2B (Business to business) es el acrónimo utilizado para referir empresa a empresa. Es decir, este tipo de marketing involucra a empresas que venden sus productos o servicios para otras empresas y se vincula, principalmente, con la industria, las instituciones públicas y el gobierno.  Por ejemplo, una empresa que brinda consultorías y asesorías profesionales para otras empresas. 

Las siglas B2C (Business to consumer), por otro lado, se refieren al consumidor natural. Una empresa con este tipo de marketing vende directamente sus productos o servicios a consumidores regulares e individuales. Por ejemplo, una tienda de ropa. 

Puede sonar bastante sencilla la diferencia entre ambas siglas. Sin embargo, es necesario resaltar que cada una maneja diferentes estrategias y utiliza recursos completamente distintos. 

Diferencias en las estrategias de Marketing

B2B: Marketing de empresa a empresa. En general, en esta estrategia no se utilizan los medios masivos, sino que se recurre al marketing relacional, eventos del sector y contacto personalizado. 

El objetivo principal es la solución de problemas. Puede que sean problemas materiales, de sistemas, de comunicación o de desempeño laboral. El ejecutivo comercial debe ser específico y facilitar la información que la empresa desea para que tome las decisiones, es decir podemos ser más técnicos e informativos.

Por ello, debes preguntarte lo siguiente:

  • ¿Cuál es la ventaja competitiva de mi producto o servicio frente a la competencia?
  • ¿Cómo mi producto o servicio  les ayuda a ahorrar en tiempo, recursos y dinero?

B2C: Marketing para consumidores. Su estrategia se construye en base a las características del producto y su mercado objetivo, pero su publicidad se establece en medios masivos tradicionales y en los medios digitales. A diferencia de B2B, este tipo de marketing se basa en los sentimientos de su mercado. Buscan generar ganas en sus posibles clientes para que consuman sus productos o servicios. 

El marketing viral, especialmente el digital, funciona bastante bien en el B2C. Esto se debe a que los consumidores se relacionan con la empresa o el producto en base a los sentimientos que les generan. Las publicaciones  pueden ser divertidas, tristes, emocionantes, empoderadas, entre otros. 

Al implementar esta estrategia, uno debe de preguntarse lo siguiente: 

  • ¿Qué emociones y sentimientos genera mi producto o servicio?
  • ¿Cómo logro que se provoquen estas emociones y sentimientos en mi público objetivo?
  • ¿Qué puedo hacer para impulsar a mi cliente potencial a adquirir mi producto o servicio?

Tamaño de mercado

B2B: Su mercado es más pequeño y selecto, aunque el volumen de compra final es más grande.

B2C: Su mercado suele ser grande, numeroso y de varios lugares en el mundo. Sin embargo, el volumen de compra final es pequeño.

Proceso de Compra

B2B: El proceso de B2B puede ser más deliberado y un ciclo de venta más largo. Al estar adquiriendo algo con fines comerciales, la compra es más pensada y requiere de un análisis. El vendedor debe de brindar su asistencia de manera permanente para aclarar dudas o consultas. Las metas que queremos lograr son a largo plazo. La fidelidad de un cliente corporativo será un tesoro que mantener para nuestra empresa.

B2C: La compra es impulsiva y generada por las emociones. El objetivo suele ser generar respuestas rápidas. El debate puede ser en unos minutos, horas y máximo unos días. Uno no tarda en decidir qué ropa comprar. Si hay algo que al cliente le gusta, este lo comprará en muy poco tiempo.  

Algunos ejemplos de B2B Y B2C

Ahora que conoces ambas estrategias, acá podrás conocer algunos ejemplos reales. 

B2B: Marsh

Esta empresa es líder en consultoría, corretaje y administración de riesgos. Ayuda a sus clientes, empresas y negocios, a cuantificar, gestionar riesgos y a descubrir oportunidades de mejora y crecimiento. Cuenta con años de experiencia que han logrado que Marsh se posicione como líder en su industria atendiendo a clientes de distintos rubros y tamaños. 

Este es un ejemplo de éxito que se diferencia de la competencia por su nivel de involucramiento que tiene con sus colaboradores y clientes. Es una empresa B2B que destaca en su responsabilidad social, innovación y cuidado en materia de prevención y atención a desastres. 

B2C: Amazon

Amazon es un gran ejemplo de éxito de B2C que trabaja mediante el ecommerce. Cuenta con tan solo 25 años en el mercado y ha logrado posicionarse como el líder mundial del comercio digital y electrónico. Esta compañía empezó como una vitrina de libros y terminó convirtiéndose en el mayor espacio de Marketplace hasta el momento. Además de funcionar como ecommerce, la compañía cuenta con tienda presencial y propia en 10 países. 

B2B y B2C: Fera

Existen ejemplos de negocios que implementan o se adecuan a ambas estrategias comerciales en su plan de negocio. Un ejemplo de aquello es Fera, una marca de papelería y editorial que vende al público masivo y también ofrece venta mayorista. 

Una razón por la cual Fera cuenta con mayor éxito que los referentes en su industria es la innovación en productos y servicios. No solo venden papelería original, sino que también crearon la Academia Fera y el Club de la Creatividad, donde ofrecen diversos servicios como cursos online y consejos.

Por medio de su página web ofrecen sus productos con diversas opciones de pago y con envío. Además, en su tienda online también ofrecen el servicio de contacto para mayoristas, donde invitan a los interesados a registrarse para vender sus productos y conocer las condiciones y precios exclusivos. 

Fuentes consultadas: 

Marketing para centennials: ¿Cómo enfocar tu estrategia en los nuevos consumidores?

Marketing para centennials: ¿Cómo enfocar tu estrategia en los nuevos consumidores?

Se denomina ‘centennials’ o Generación Z a los jóvenes nacidos entre mediados de los años 90 y el 2010. Es decir, son jóvenes que pertenecen a un rango muy amplio pues hoy pueden estar por terminar la escuela primaria o buscando su primer trabajo. Si bien el término “millennial” suele utilizarse para denominar a cualquier joven, es necesario actualizar su uso, pues esa generación pasa ya los 30 años. 

Los centennials, en cambio, son nativos digitales al 100%. La suya es realmente la primera generación que realmente no recuerda un mundo sin internet ni teléfonos móviles. De hecho, los más jóvenes ya han crecido con redes sociales y smartphones. Incluso una buena parte de ellos encuentra a Facebook como una red de gente mayor e incluso, para ellos, Instagram ya está entrando a esa misma categoría. En contraste, los millennials eran lo bastante jóvenes como para adaptarse a las nuevas tecnologías sin problemas, pero sí vivieron al menos algunos años de la era predigital, con teléfonos analógicos, televisores con antenas y juguetes sin componentes electrónicos.

Otra gran diferencia es que los miembros de las nuevas generaciones digitales son menos consumistas y valoran más el entretenimiento y las experiencias que los objetos. De hecho, el 72% de ellos -de acuerdo a cifras de Cyberclick– considera que tener cosas nuevas está sobrevalorado siempre y cuando se cubran las necesidades básicas. También valoran menos la moda que los adolescentes de hace unas décadas.

¿Cómo enfocar tu estrategia comercial hacia esta nueva generación? Aquí unos consejos. 

  1. Construye una reputación de empresa responsable. La generación Z está comprometida con la integridad y la sostenibilidad. Crecer con internet les ha hecho acceder fácilmente a personas de todo el mundo y ser conscientes de las diferencias. Además de esta conciencia social, el medioambiente y el futuro del planeta también son importantes para ellos.
  2. Cultiva la transparencia. Sin importar los prejuicios que pueda tener la gente adulta sobre los jóvenes, esta es sin duda la generación más informada de la historia. La facilidad con la que manejan el internet y las redes sociales les permiten estar constantemente informados y actualizados. Esto quiere decir que es prácticamente esconder una crisis, problemas de corrupción o procesos productivos inadecuados. Eventualmente saldrá a la luz y no solo significará una baja en las ventas. Esta generación es capaz de cancelar por completo a una empresa y boicotearla hasta hacerla cerrar si no se comporta adecuadamente. 
  3. No apuestes por las compras compulsivas. Además de valorar menos las cosas materiales, también son más responsables al momento de adquirirlas. En lugar de dejarse llevar por sus impulsos, analizan cuidadosamente sus decisiones de compra, investigan, comparan y, sobre todo, se apoyan en las reseñas online (el 95% de ellos las consulta antes de hacer una compra, de acuerdo a Cyberclick). En cuanto a sus criterios de compra, la mayoría valora la calidad por encima del precio.
  4. Apela al humor. Son dos los factores determinantes para ellos al momento de generar un vínculo con una marca: el humor y la música. Ambas logran que la publicidad sea más receptiva, ya que 7 de cada 10 jóvenes de la Generación Z -según un estudio de Kantar Millward Brown– consideran que el hecho de que un anuncio sea gracioso mejora su actitud hacia él, y el 6 de cada 10 jóvenes que tenga buena música.
  5. Información clara y rápida. Los centennials necesitan respuestas instantáneas. El acceso constante a la tecnología ha hecho que los consumidores de hoy en día sean más impacientes que nunca. Si no obtienen rápidamente las respuestas que buscan a través de tus canales de ventas, se irán a cualquier espacio digital de un competidor.