+51 991 664 782 info@trend.pe
Cinco películas imperdibles para comunicadores

Cinco películas imperdibles para comunicadores

El cine es una de las formas más completas y complejas de expresar y comunicar, y hay películas que todo comunicador y comunicadora necesita ver, tanto porque tocan temas relevantes para la carrera, como porque -en algún modo- reflejan realidades que debemos tomar en cuenta. A continuación, te presento una lista de cinco películas que aprecio y que siento que toda persona vinculada a las comunicaciones que se respeta, debe integrar a su colección de filmes.

Gracias por fumar:

La buena comunicación, las formas de comunicar, cómo debatir, cómo ganar argumentos y cómo (a veces) salirse por la tangente para librarse de acusaciones, son cosas con las que los comunicadores lidiamos de manera constante. Gracias por fumar, es una película que toca esos temas y se caracterizada por su humor negro (lo que valoro por su sinceridad y crudeza), sus escenas con clases de oratoria, sus debates, y sus montajes cinematográficamente geniales.

Transmitiendo un gran mensaje y excelentes actuaciones, esta película del 2005, es un must watch de cualquier comunicador que se respete.

NIghtcrawler:

Esta película nominada al Oscar por mejor guion original en 2015, explora los límites a los que son capaces de llegar los nightcrawlers (rondadores nocturnos), quienes se dedican a obtener primicias sobre crímenes o accidentes que ocurren durante las noches de Los Ángeles.

Este filme nos mantiene al borde de la silla, atentos a la siguiente atrocidad del personaje principal, Louis Bloom (interpretado por Jake Gyllenhaal), quien está dispuesto a todo para ser el primero y el mejor en lo que hace.

El filme es una crítica al sensacionalismo de los medios de comunicación, al alimentar el morbo de la gente mostrando tragedia tras tragedia, (mientras más sangre, mejor) en los noticieros matutinos.

Altamente recomendable.

Spotlight:

Ganadora del Óscar a mejor película en 2016, Spotlight toca el delicado y controversial tema de abusos por parte de sacerdotes a niños y adolescentes en Boston. Actos que eran encubiertos por la iglesia durante años. Geniales actuaciones por parte de un elenco de lujo (Rachel McAdams, Michael Keaton, Mark Ruffalo, entre otros), donde la indignación y el dolor que causa el pecado institucionalizado hacen retumbar y reflexionar a cualquier corazón.

Merecedora de cada premio logrado, y del reconocimiento por la increíble labor de los periodistas reales que lucharon para sacar la verdad a la luz.

Una película que todo comunicador tiene que ver, puesto que el comunicar también es desenmascarar.

Hancock:

Llegamos al género de ciencia ficción, al popular subgénero de superhéroes. Hancock, protagonizada por Will Smith y Charlize Theron, trata de un héroe que no quiere serlo, que no recuerda su pasado y que no tiene consideración por los demás. Es por eso que termina en la cárcel, acusado por los millones de dólares que le cuesta a la cuidad reparar todos sus destrozos tras sus “heroicos” actos.

Es cuando Ray Embrey, un apasionado y súper positivo relacionista público, llega a la vida de Hancock y busca mejorar su imagen, ya que en verdad cree que es una buena persona y que los demás deberían ver esa parte de él.

Si bien la película no es una obra maestra del séptimo arte, merece reconocimiento al probar que, con una buena dosis de media training, cualquier persona puede mejorar su imagen para con el público, y que nunca se deja de mejorar, si es lo que quieres.

Arrival:

Spoilers ahead!

En lo personal, Arrival fue la mejor película del 2017, una obra maestra de Denis Vellenueve, quien también nos ha deleitado con Enemy y Sicario . Este film protagonizado por Amy Addams, trata de la llegada a la tierra de 12 naves extraterrestres y la Dra. Louise Banks (Adams) es reclutada para ayudar a la milicia estadounidense entender a esta especie espacial, y saber para qué vinieron.

Pero la película no trata solo de eso (SPOILERS), ya que es en el tercer acto, cuando comprendemos que la comunicación y el lenguaje lineal que mantenemos los humanos, es también un reflejo de nuestra experiencia de vida lineal (de pasado a futuro). Este largometraje entra entre los mejores finales del cine (para mí). La película, así como el idioma de los extraterrestres, está editada de manera circular, empezando por el fin y terminando el ciclo en la revelación de la trama.

Considero que es una reflexión sobre la comunicación, de cómo pensamos, sentimos y vivimos, de atrás a adelante, y cómo el aprender un nuevo idioma o forma de comunicar, cambia nuestra manera de ver el mundo, puesto que comprendemos ahora, otra realidad.

Si aún no la han visto, se pierden una experiencia de otro planeta.