+51 991 664 782 info@trend.pe
¡Cuidado! Podrías estar siendo víctima del doxing, conoce cómo protegerte

¡Cuidado! Podrías estar siendo víctima del doxing, conoce cómo protegerte

Mucha gente podría afirmar que su vida está en sus dispositivos digitales. Cada vez son más personas que tienen sus datos personales en sus cuentas de redes sociales, sus números de cuentas bancarias y tarjetas en las apps de los bancos, incluso la dirección de sus casas en alguna app de servicios de delivery. Si tenemos toda nuestra información personal en la nube, ¿estamos 100% seguros de que esa data está a salvo?

Hoy hablaremos de uno de los peligros más fuertes en internet, pero del que sabemos muy poco. Ese peligro es el doxing y todas las estrategias que usan los hackers para obtener nuestra información personal.

¿Qué es el Doxing?

Es un conjunto de técnicas diversas que usan los hackers en internet para obtener información privada ya sea de una sola persona o de una organización. Usualmente los métodos que usan son telemáticos o remotos. Debemos aclarar que el doxing por sí mismo NO es delito pero sí se puede considerar uno la manera en la que se usan los datos obtenidos en la red.

Para hablar del doxing antes debemos hablar de la huella digital. Esta es todo el rastro que dejamos cada vez que entramos e interactuamos en internet. Las cosas que buscamos en Google, los likes que damos en Facebook, las páginas visitadas y, sobre todo, los formularios que llenamos. Esa información sirve para validar nuestra identidad.

Es importante que sepamos qué uso le van a dar a esa información.

Por ejemplo, todo el rastro que dejamos en las redes les permite a las empresas crear contenido que apele a nuestros gustos y comportamientos. Así las plataformas digitales permiten hacer una publicidad mucho más precisa que los medios tradicionales. Eso no está mal.

Lo mismo pasa con el doxing, por ejemplo, podemos acceder a información de un blog y no hacer nada con ella. Claro que también pueden usar esa información para acosar, chantajear y amenazar con hacer pública cierta información.

Así mismo, pueden acceder a nuestras contraseñas, nuestras claves de tarjetas y cuentas de banco. También a información de carácter privado.

Es virtualmente imposible controlar o eliminar datos privados una vez que estos se hacen públicos en el internet.

Nuestros datos personales en peligro

Este acto criminal puede tener consecuencias terribles para las víctimas del doxing, incluso la muerte.

Esas consecuencias terribles se ven sobre todo en los grupos más vulnerables, las mujeres y las niñas y niños. En el caso de los niños, el cyberbullying es un mal endémico de estos tiempos. Cada vez es más frecuente ver casos de niñas o niños que entran en etapas de depresión como consecuencia del maltrato que sufren en sus redes.

En el caso de las mujeres también somos testigos de cómo los comportamientos agresivos hacia ellas se trasladan del mundo real al ciberespacio. Este 2019 el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables ha recibido 77 denuncias de este delito.

Para evitar caer víctimas del doxing malicioso debemos cuidar la manera en la que compartimos nuestra información y vida privada en las redes.

¿Cómo protegernos del doxing?

Podría decirse es que virtualmente imposible escapar del doxing malintencionado ya que los hackers cuentan con conocimientos específicos acerca de cómo obtener la información privada de los internautas y en algunos casos, con fondos ilimitados para lograrlo.

Sin embargo, podemos seguir algunos pasos en concreto para no exponer nuestra información privada. ¿Cuáles son estos pasos?

Lo primero que debemos que hacer es tratar de que nuestros perfiles en redes sociales y sus contenidos no sean públicos en su totalidad. Podemos, por ejemplo, hacer ciertas publicaciones públicas para que cualquiera pueda comentar o compartirla y otras, de carácter más íntimo, hacerlas privadas.

También podemos cambiar las contraseñas de nuestros correos y perfiles de redes sociales. Tratar de que tengan letras, signos y números. Lo ideal es que cada cierto tiempo las cambiemos, sobre todo, si es que en nuestras cuentas de correo manejamos información sensible. Así mismo, evitar en la medida de lo posible usar una contraseña distinta para cada cuenta.

Una acción que puede resultar tediosa, pero vale la pena, es la de tener un correo distinto para cada actividad. Tener una dirección para trabajo, otra para redes sociales, otra para los bancos y temas financieros, etc.

Si tenemos menores en casa, hay que prestar atención y redoblar las medidas de seguridad. Una de ellas es que seamos los adultos quienes les creemos las cuentas para que ellos no tengan acceso directo y así podamos recibir las notificaciones. De esta manera podemos hacer seguimiento de los comentarios que reciben en sus redes.

Cuida tu huella digital

Debemos tomar en cuenta de que nada nos puede asegurar que nuestra información personal llegue a malas personas que quieran perjudicarnos. Así que debemos estar siempre alertas. Cuidar nuestra huella digital. Estar seguros de los sitios que visitamos y las interacciones que tenemos en las redes.

En esta última década hemos visto muchos casos de doxing de alto perfil, los Panamá Papers, Anonymous, Wikileaks y Snowden. Solo basta un par de clics para que se haga público algo que no queremos que se haga público.

Si te gustan nuestros blog, posts y noticias sobre relaciones públicas, reputación, social media, comunicación y sociedad digital, puedes unirte a la comunidad de Trend en Facebook, Twitter, Linkedin, Instagram, Soundcloud y YouTube. Y para mantenerte al tanto de nuestras últimas noticias, suscríbete a nuestro boletín digital aquí.

El post ¡Cuidado! Podrías estar siendo víctima del doxing, conoce cómo protegerte aparece en el blog de Trend | Agencia de PR & Reputación. ¿Necesitas orientación o ayuda para tu marca en alguno de los temas que tratamos en este post? Comunícate con nosotros y te responderemos cuanto antes.